Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos de Tubacex analizan la situación y acusan a la empresa de imponer sus medidas

La dirección de la empresa señala que los representantes de los trabajadores no han querido analizar ninguna de las propuestas presentadas

Tubacex anuncia una situación insostenible que repercutirá en el empleo / EP
Tubacex anuncia una situación insostenible que repercutirá en el empleo / EP

Los cinco sindicatos de los tres centros de Tubacex en Álava, ELA, STAT, CC.OO., Independientes y LAB, tienen previsto ofrecer en la mañana de hoy una respuesta a la carta enviada ayer por Tubacex a las instituciones vascas. El presidente del Comité de Empresa, Edu Ibernia, indicó a Crónica Vasca que será un comunicado conjunto frente a las "intenciones de la empresa de realizar 150 despidos en las plantas alavesas de Acerálava y TTI (Llodio y Amurrio)". La empresa, según Ibernia, "sigue con el planteamiento del pasado mes de julio de reducir los costes en diez millones o echar a 150 personas". Esa reducción de costes sería "en la nómina de cada persona trabajadora. Es inadmisible que la amenaza de despidos esté en la mesa más cuando ellos mismos reconocen que Tubacex no es viable con el despido de 150 personas", subrayó.

La situación está enquistada desde el verano, cuando Tubacex comunicó la "necesidad de reducir globalmente un 20% el coste de personal", equivalente a 500 puestos de trabajo, en el conjunto de la compañía. La decisión conllevaba una reducción de 150 empleos en las plantas alavesas. Según Jesús Esmorís, consejero delegado del grupo, "como medida de defensa del empleo" presentaron a los sindicatos una propuesta "basada en soluciones no traumáticas", con el objetivo de "reducir el coste laboral en 10 millones de euros, que implicaba un ajuste del 9% en la nómina de los trabajadores". Además incluía un "aumento de jornada en 40 horas, la reducción de la aportación EPSV del 4% al 1%, la eliminación del plus de distancias, bajas voluntarias, la eliminación del complemento de ajuste y otras medidas de empleo, como el contrato relevo", confirma Esmorís.

Para el consejero delegado de Tubacex, "en estos meses de conversaciones" los sindicatos no han entrado a negociar sus propuestas por considerar suficientes los actuales ERTE, "prolongando una situación de pérdidas que ahora ya se hace insostenible". Tras asegurar que llevan "muchos meses de diálogo infructuoso" para tratar de evitar "medidas traumáticas", Esmorís termino asegurando que "el tiempo se acaba para salvar la mayor parte del empleo posible en Álava. Desgraciadamente, nuestra responsabilidad nos aboca ahora a poner en marcha todas las medidas de ajuste necesarias para salvaguardar el futuro de nuestras plantas TTI y Aceralava", concluyó.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído