Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos descartan paros o huelgas en Mercedes

Tras la reunión del Comité de Empresa esta mañana, se mantiene la unidad sindical y se insiste en que un ERTE salvaría a los 500 eventuales y los tres turnos de producción

Trabajadores de Mercedes entran en la planta de Vitoria
Trabajadores de Mercedes entran en la planta de Vitoria

Los sindicatos representados en el Comité de Empresa de Mercedes han decidido esta mañana inciar una serie de medidas de protesta ante el anuncio de la empresa de no renovar a 500 eventuales y modificar el tercer turno de producción de la fábrica. Fuentes sindicales han confirmado a `Crónica Vasca´ que, entre las medidas no están previstos ni paros, ni huelgas. Además, se mantiene la unidad sindical entre los 31 delegados que darán una rueda de prensa el próximo viernes en Vitoria-Gasteiz, en la plaza de la Virgen Blanca. 

Los sindicatos siguen considerando que la empresa tiene muchas alternativas antes que prescindir de 500 trabajadores eventuales y modificar los turnos de trabajo. Así, creen que con una producción prevista para el 2021 de 131.000 unidades es "demasiado" prescindir de 500 trabajadores eventuales, "cuando hay muchas alternativas que se han puesto en marcha en otras ocasiones con niveles de producción similares". Es el caso de ralentizar los ritmos de trabajo de los tres turnos, sin necesidad de prescindir de nadie o, en su caso, recurriendo a un nuevo ERTE. Tal y como se estableció en el acuerdo para el ERTE cuando estalló la pandemia del coronavirus en el mes de marzo de 2020. Para los representantes de los trabjajadores, todo responde a una "estrategia de la empresa para tensar el inicio de la negociación del Convenio que hay que acometer en 2021"

Mercedes confirmó el viernes pasado a los trabajadores sus planes de recorte en el empleo. Éstos pasan por no renovar a la mayoría de los 500 eventuales, así como revisar el futuro del tercer turno de producción, “implantando un nuevo modelo de trabajo que supone reducir la velocidad de fabricación”. Según ha explicado el comité de empresa, se va a implantar un modelo de trabajo "no estándar de 2,5 turnos", que supone, en la práctica, reducir la velocidad de fabricación. El cambio, para los representantes de los empleados, modifica las condiciones de trabajo y lo recogido en el convenio y, "por ello, se debería acordar". Pero, sobretodo, es abandonar el modelo de 3 turnos que ha estado vigente hasta ahora. 

Mercedes ha mantenido desde 2016 una plantilla entre las 4.900 y las 5.000 personas, lo que para los sindicatos deja en esas cifras la necesidad estructural que debiera respetarse a pesar de la caída de la producción. En este 2020 no superará la producción de 125.000 unidades, lo que supone una caída en la producción del 14%. 

El comité recordó que en marzo de 2020 la empresa firmó con el comité un acuerdo de ERTE donde se comprometía a que, dada la incertidumbre actual, si hubiera que recurrir a la suspensión de jornadas, la cuenta de referencia podría llegar hasta el límite de -175 horas hasta el fin de año. También indicaba que, por esas mismas razones, si la empresa tuviera que realizar algún otro ERTE transcurrido un año desde la reanudación de la actividad, las condiciones aplicables serán las mismas que las del ERTE firmado.

En este sentido, el comité, que insistió en que ese compromiso de la empresa mantiene su vigencia hasta mayo de 2021, denunció que la empresa, en lugar de aplicar ese compromiso, optó por "esquivarlo".

 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados