Pásate al MODO AHORRO

Los sindicatos temen por el futuro de la planta de Aernnova en Euskadi tras la compra de Embraer

CCOO alerta que "puede ser el golpe de gracia" para la factoría alavesa de Berantevilla

Planta de Aernnova. / EFE
Planta de Aernnova. / EFE

La compra de Embraer por parte de Aernnova para hacerse con sus plantas de fabricación de aeroestructuras en Portugal, que supone un paso importante en la consolidación de la empresas vasca, ha suscitado la inquietud de los sindicatos de la planta alavesa de Berantevilla. El sindicato CCOO han mostrado su temor ante las nuevas operaciones llevadas a cabo por Aernnova en Portugal donde ha adquirido dos plantas de Embraer que "constituirán el centro de producción más grande de Aernnova en el mundo".

El sindicato mayoritario señala que este movimiento puede suponer "el golpe de gracia" para la factoría alavesa de Berantevilla. Por ello, ha pedido "la implicación" del Gobierno vasco para que "se garantice la viabilidad y el futuro de las plantas en Euskadi" y que esta operación empresarial "no suponga que las nuevas cargas de trabajo que se puedan conseguir se fabriquen en Portugal, suponiendo la práctica desaparición de la fabricación de aeroestructuras en Euskadi".

El sindicato ha denunciado, mediante un comunicado, la situación de la planta de montaje de Aeroestructuras en Álava que "acaba de sufrir un ERE con 82 despedidos" y ha recordado que esta planta "surgió de la fusión de las tres sociedades de montaje que Aernnova tenía en Álava, y ha sufrido una pérdida de empleo continuada, pasando de 612 trabajadores en el 2013 a 370 en la actualidad". Una situación que, a su juicio, evidencia que "el Gobierno vasco no ha hecho nada ante la desaparición paulatina del montaje de aeroestructuras en Álava", a pesar de que "manifiesta que la aeronáutica es un sector estratégico para Euskadi".

Tras señalar que Aernnova es una empresa que "ha ido creciendo a nivel nacional e internacional, a la vez que disminuía su presencia productiva en Euskadi", ha manifestado que en la actualidad el único proyecto de envergadura que se desarrolla en Aernnova aeroestructuras Álava para Airbus, "tiene unidades limitadas y se traspasará su producción a China, no habiendo ningún proyecto nuevo que pueda garantizar el futuro de la fábrica a medio y largo plazo". 

CCOO ha reclamado al Ejecutivo autonómico que esté "atento" a esta operación y "se garantice la viabilidad y el futuro de las plantas en Euskadi", con el objetivo de que "este movimiento de Aernnova no suponga que las nuevas cargas de trabajo que se puedan conseguir se fabriquen en Portugal, suponiendo la práctica desaparición de la fabricación de aeroestructuras en Euskadi".

Fortalecimiento internacional

Tras este movimiento en el mercado, Aernnova se convierte en el primer fabricante nacional de aeroestructuras. La compañía fundada por Iñaki López de Gandásegui da así un salto de gigante en plena recuperación del sector aeronáutico y en el que es fundamental los procesos de concentración para ganar fuerza tras dos años muy críticos por la caída de pedidos generada por la pandemia. La operación está valorada en 151,3 millones de euros y afecta a las instalaciones de Évora. 

Aernnova  da un paso de gigante para disponer de una de las posiciones de hegemonía en el mercado que puede ser clave para los siguientes movimientos corporativos al hacerse con unas infraestructuras que aumentarán la facturación de la compañía vasca en más de 150 millones de euros. Para el CEO de Aernnova, Ricardo Chocarro, "este acuerdo es un paso más en la estrategia de crecimiento de Aernnova, reforzando la posición de nuestra compañía como uno de los líderes mundiales en el diseño y la fabricación de estructuras aeronáuticas. Tenemos la intención de desarrollar aún más las operaciones de las plantas, haciendo de Évora un referente mundial de la fabricación de aeroestructuras".

 

Archivado en:

Destacados