Pásate al MODO AHORRO

Solarpack lanza su plan de inversiones con la intención de estrenarse en la energía eólica

El fondo EQT, nuevo propietario de la empresa fundada por la familia Galíndez, comienza el plan de expansión en el sector de las renovables apoyado en la compañía con sede en Getxo

Parque eólico / EP
Parque eólico / EP

El movimiento en Solarpack tras la adquisición de la compañía por parte del fondo sueco EQT no se ha hecho esperar. Ni un mes ha pasado desde que los nuevos propietarios hayan realizado la exclusión defintiva de la Bolsa y ya buscan nuevos horizontes en el negocio de la empresa con sede en Getxo. Solarpack, según confirman fuentes conocedoras del proceso a 'Crónica Vasca', está entre las compañías que se han interesado por la adquisición del negocio de renovables de Siemens Gamesa. El constructor de aerogeneradores vasco germano está buscando liquidar este activo para dedicarse exclusivamente a la fabricación y paliar los efectos del incremento de suministros que está lastrado sus cifras en 2021 y lo hará también este año. De hacerse con estas instalaciones, la empresa dirigida por Pablo Burgos y fundada por José Galíndez se estrenaría en el sector eólico. Espacio donde no tiene presencia alguna, ya que hasta ahora ha desarrollado todas sus operaciones en el sector fotovoltaico. 

Los derechos de instalación de Siemens Gamesa ascienden a 3.500 megawatios, la mayoría en España, y han despertado el interés de Engi, Iberdrola y Naturgi, según ha informado Expansión, en un corte en el que también ha entrado Solarpack. Los objetivos del fondo sueco EQT al hacerse con la compañía vasca pasaban por convertirla en el centro de operaciones para sus negocios renovables en un plan que contempla compras y crecimientos inorgánicos. El movimiento sobre Siemens Gamesa encaja de pleno en las nuevas posibilidades que se abren para la compañía fundada por la familia Galíndez gracias al músculo financiero del fondo inversor. 

Fuentes de la compañía y también del fondo inversor han declinado hacer comentarios. EQT formalizó el pasado mes de noviembre la OPA sobre Solarpack con el acuerdo de los directivos y fundadores de la empresa en un movimiento que se valoró en más de 850 millones de euros y que permite a la compañía afrontar su plan de expansión para elevar su potencia instalada hasta los 8 GW en 2026. Un proceso que requerirá una inversión de entre 1.500 y 2.000 millones de euros. 

Las intenciones del grupo EQT son seguir impulsando el desarrollo de la empresa preparando un nuevo plan estratégico con el actual cuadro de directivos y estableciendo a Solarpack como el vehículo para canalizar cualquier compra o inversión en el sector de la energía renovable que afronte el fondo sueco. Solarpack sigue contando con dos de sus fundadores, José Galíndez y el actual consejero delegado, Pablo Burgos. EQT señaló que "no hay intención de cambiar los centros de actividad durante los próximos 12 meses" y, también, el compromiso de mantener el empleo y las condiciones laborales por el mismo plazo de tiempo. La continuidad de Pablo Burgos como consejero delegado es una de las condiciones planteadas por los suecos. 

 

Archivado en:

Destacados