Pásate al MODO AHORRO

Talgo estrenará en marzo el primer tren de hidrógeno de España

El fabricante ferroviario ya ha probado el sistema de tracción que colocará en un 'Talgo intercity' en su fábrica de Madrid en las primeras semanas del 2022

Un trabajador opera en una pieza de Talgo./ Talgo
Un trabajador opera en una pieza de Talgo./ Talgo

El hidrógeno es una de las claves para la eliminación de los gases de efecto invernadero en el transporte de pasajeros y mercancías. Una apuesta que se ha convertido en estratégica en la industria ferroviaria donde se ha abierto una carrera por desarrollar las primeras locomotoras impulsadas con hidrógeno. De los constructores vascos, Talgo va por delante y, según ha confirmado 'Crónica Vasca', la compañía estima que en marzo pondrá verse su la primera locomotora en movimiento en las vías cercanas a los talleres de Las Matas II (Madrid). 

El director de innovación de Talgo, Emilio García, ha señalado que en el pasado mes de octubre "se han ensayado con éxito" las pruebas de la "cadena de tracción completa, aún sin montar en el vehículo, y en condiciones similares a las de operación real". Unas pruebas que se han realizado en el taller del Centro Nacional del Hidrógeno. Los siguientes pasos, según explica García, son montar el sistema en la locomotora y los 'coches' de un tren 'Talgo Intercity' convencional con el que se realizarán los primeras ensayos en vía. Antes es necesario hacer "pruebas estáticas" en el taller de la fábrica que la compañía tiene en Madrid. 

Los motores de hidrógeno permiten a los trenes funcionar de un modo doble: a través de electricidad cuando haya catenaria en la línea y mediante un motor eléctrico alimentado con una batería de hidrógeno que no emite gases de efecto invernadero y que se pueda activar en los tramos sin asistencia eléctrica en la vía. 

Talgo, que cuenta con una de sus principales fábricas en Euskadi, se adelanta al otro gran fabricante ferroviario, el guipuzcoano CAF, y será la primera en poner en las vías un tren impulsado con un motor con pila de hidrógeno. No es una cuestión baladí, porque los contratos de adjudicación de los operadores ferroviarios están ya poniendo entre sus cláusulas la necesidad de tener la capacidad de desarrollar esta tecnología. Sin ir más lejos, Renfe suspendió el pasdo mes de abril una licitación de 72 trenes regionales por 1.300 millones para incluir en las bases la eliminación de las ofertas presentadas con locomotoras diésel. 

Se trató de una decisión que afectó a Talgo y a CAF, que habían presentado sendas propuestas, y que se vieron en la obligación de acelerar sus planes de desarrollo de hidrógeno. La licitación está a punto de salir, a la espera de la aprobación del consejo de administración de Renfe. Con este cambio Renfe podrá sufragar la compra de los trenes con dineros de los fondos europeos. 

Por su parte, CAF realizará las primeras pruebas en vía el verano de 2022 en Zaragoza en el marco de un proyecto en el que participa con Renfe y con un tren de la serie "Civia".
En cambio, los constructores europeos van adelantados en la aplicación de esta tecnología a sus locomotoras. El francés Alstom realizó las primeras pruebas en mayo del año pasado y comenzará a utilizar locomotoras impulsadas con hidrógeno en líneas regulares alemanas en 2022. El fabricante suizo, Stadler ya ha recibido encargos para construir locomotoras con pilas de hidrógeno en su país. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados