Pásate al MODO AHORRO

El Gobierno vasco confirma nuevos contactos para que Tubacex vuelva a la actividad

La consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, confirma reuniones con empresa y sindicatos tras la sentencia que anuló los despidos de la compañía y admite voluntad en la dirección para lograr un acuerdo

Arantxa Tapia. / EP
Arantxa Tapia. / EP

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha instado a la dirección y a los trabajadores de Tubacex a "sentarse alrededor de una mesa y conseguir acuerdos" en una empresa que tiene "futuro" y ha advertido de que, "sin voluntad de acuerdo, desde luego no lo vamos a conseguir nunca". En una entrevista en la radio pública vasca, la consejera ha confirmado que el Gobierno ha retomado el contacto con sindicatos y empresa para tratar de reconducir la situación. Los encuentros han tenido lugar tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que anulaba el ERE planteado por Tubacex para las plantas alavesas. La empresa anunció que, dada la gravedad de la situación económica de las plantas alavesas, no podía incorporar a los tratajadores a sus puestos y optaba por enviarles el sueldo a casa mientras se resuelve en el Supremo el recurso contra la sentencia del Superior de Justicia. 

Tapia ha constatado que la empresa tiene la voluntad de llegar a un acuerdo y el deseo de retomar la actividad para hacer frente a la actividad del sector que da síntomas de recuperación. Una idea que el Ejecutivo ha trasladado a los trabajadores transmitiéndoles "la voluntad que observábamos en la empresa de llegar a un acuerdo y con el objetivo de que se pudiera producir ese acuerdo y que comenzara el trabajo en la planta".

En un comunicado a la plantilla Tubacex ya advirtió que "después de un período de inactividad de 6 meses se está poniendo en entredicho la continuidad" de las plantas vascas y no retirará el recurso ante el Supremo contra la nulidad del ERE. En este contexto, Tapia ha insistido en que "es la hora de ponerse a trabajar, sentarse alrededor de una mesa y conseguir acuerdos", lo que "siempre pasa por ceder en algunas posiciones de cada uno".

Por ello, ha realizado un llamamiento tanto a dirección como a sindicatos para que "consigan ese acuerdo, se vuelva al trabajo y se vuelva a poner en marcha una empresa que puede tener un futuro importante, que en este momento se encuentra en una situación mejor y que aporta no solo al tejido económico directamente a través de esos puestos de trabajo, sino a través de los puestos indirectos de toda la zona".

Respeto a los trabajadores

La consejera ha precisado que su Departamento "no está mediando" en el conflicto laboral, pero, "si requieren de ese proceso de mediación tasado y perfectamente organizado desde el Departamento de Trabajo, también tenemos la voluntad de poder llevarlo a cabo". "Pero tiene que existir voluntad por ambas partes", ha remarcado Tapia, que ha señalado que Tubacex "tiene futuro y es obligación de todas las partes, y del gobierno si puede actuar como colaborador, de buscar esa solución. No podemos quedarnos al margen mirándonos unos a otros, es la peor de las posturas".

La empresa asegura haber puesto sobre la mesa "todas las medidas a su alcance para minimizar salidas forzosas e "incluso el Gobierno vasco ha intervenido tratando de apoyar una solución a este largo conflicto" sin conseguirlo. Por ello instó al comité de empresa a que "respete a todos aquellos interesados en trabajar, se va a mantener el mayor nivel de actividad posible en las plantas durante el mes de agosto, con vistas a poder funcionar a pleno rendimiento operativo a partir de la semana del 30 de agosto".

La dirección de la empresa propuso en julio a los sindicatos readmitir a todos los afectados por los ERE  "que estén interesados en ello y, en función de las necesidades organizativas, de seguridad, y tramitaciones legales", procederían a una reincorporación de manera escalonada "entre el 26 de julio y el 30 de noviembre", fecha limite en la que se completaría la readmisión operativa de todos aquellos trabajadores que así lo deseen. Pero el comité de empresa rechazó el planteamiento que tachó de "insuficiente"

 

Archivado en:

Destacados