Pásate al MODO AHORRO

Tecnalia y Becsa crean una empresa para mitigar los impactos acústicos producidos por ferrocarriles

La startup cuenta con su primera instalación de sistemas modulares para el apantallamiento acústico, un negocio pionero en España

Acustraim. Tecnalia
Acustraim. Tecnalia

El centro de investigación y desarrollo tecnológico Tecnalia, conjuntamente con la empresa especializada en infraestructuras y edificación Becsa, ha creado una nueva start-up para mitigar los niveles acústicos de los trenes en las ciudades. La nueva empresa, denominada Acustrain, se dedicará al diseño, fabricación e instalación de barreras acústicas, basadas en hormigón y materiales absorbentes, para atenuar el ruido causado por la rodadura del ferrocarril en entornos urbanos. Según informan en un comunicado, se trata de una solución que responde a una demanda no cubierta por el mercado actual, y que se estima que puede generar un negocio en España de más de 400 millones de euros al año

La start-up, que cuenta con el apoyo del 'deep tech venture builder' Tecnalia Ventures para su aceleración, cuenta ya con su primera instalación en la estación de Ermua de Euskal Trenbide Sarea/Red Ferroviaria Vasca (ETS) que constituye una barrera acústica de baja altura de 310 metros de longitud, cubriendo ambos sentidos de circulación. Según sus responsables, en ningún caso se han superado los niveles de contaminación acústica máximos normativos para entornos urbanos. "Acustrain persigue el objetivo último de mejorar la calidad de vida de las personas y dar solución a un problema que afecta al 6% de la población europea por medio de la mejora de su confort acústico, incidiendo por tanto en minorar las patologías derivadas de los elevados niveles de contaminación sonora", afirman.

Desde Tecnalia, destacan además que minimizar el ruido ferroviario se encuentra entre las prioridades del sector y los principales gestores ferroviarios ya están adoptando planes de acción para implantar soluciones al respecto. La nueva empresa está ubicada en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia, y contará en su arranque con un equipo formado por dos personas y su previsión es alcanzar una facturación superior a los cinco millones de euros antes del cuarto año de operación.

Solución tecnológica pionera

El nuevo desarrollo se trata de un sistema modular de barrera acústica de baja altura, inferior a 1,5 metros, basado en una estructura de hormigón, con capacidad de absorción acústica aportada mediante el diseño geométrico de placa frontal y adición de material absorbente, y diseñado para reducir la propagación del ruido generado por el contacto y la vibración de los elementos inferiores de un tren y de los elementos que componen la vía, predominante en aquellos tramos en los que la velocidad de circulación sea inferior a 150 km/h, es decir, en entornos urbanos. 

El desarrollo se ha realizado durante los últimos cuatro años por investigadores de Tecnalia especializados en Medioambiente y Sostenibilidad en colaboración con el equipo de I+D de Becsa (Grupo Simetría), consiguiendo transformar un desarrollo tecnológico en un producto de valor añadido para el mercado. En concreto, Acustrain no precisa cimentación adicional, ya que se ancla mediante solución propia y cumple con la legislación ferroviaria exigida a elementos que se posicionan cerca de la vía, supone menor coste que una barrera convencional de la misma efectividad, entre otras ventajas. Así, "la solución respeta los gálibos impuestos por las operadoras y no dificulta la evacuación en caso de incidentes" destacan.

En lo que a los próximos pasos se refiere, Acustrain buscará consolidar su negocio en el mercado nacional y, posteriormente, desplegar su estrategia internacional, priorizando el mercado europeo. Para ello, la start-up establecerá acuerdos con prescriptores y prefabricadores locales con los que ya mantiene relación. En paralelo, seguirá desarrollando la I+D de producto, con la colaboración de los socios actuales y con el objetivo de materializar soluciones de mayor valor añadido, incorporando aspectos como son, entre otros, la generación local renovable, sensórica para extender el concepto de Smart City (Ciudad Inteligente) o el uso de materiales absorbentes acústicos que además tengan capacidad de absorción de contaminantes específicos del aire como, por ejemplo, CO2.

Lo más leído
Destacados