Pásate al MODO AHORRO

Las telecomunicaciones, las redes sociales y la televisión, los grandes beneficiados de la pandemia

Un estudio de Euskaltel registra el pico "histórico" de banda ancha y un aumento del 70% en el consumo de la televisión

La pandemia ha acentuado nuestra necesidad de estar siempre frente a la pantalla. EP
La pandemia ha acentuado nuestra necesidad de estar siempre frente a la pantalla. EP

La pandemia ha cambiado los hábitos de consumo en Euskadi. La obligación de pasar más tiempo en casa ha aumentado el consumo de la televisión en un 70%, el uso de internet en un 80% y el de WhatsApp en un 300%, según un informe de Euskaltel. Una tendencia esperada debido a las circunstancias de confinamiento y de reducción de horarios. La cuestión radica en ver si es algo puntual o si las cifras se quedarán cuando el virus se vaya. 

“Ha habido cambios importantes en los patrones de uso de las telecomunicaciones y de sus clientes a la hora de acceder a estos servicios. Las cifras seguramente se resientan algo cuando la pandemia acabe, pero lo importante son los hábitos. Y algunos de ellos han venido para quedarse”, afirma Norberto Ojinaga, director de Red de Euskaltel.  

Esta tendencia a pasar más tiempo delante del móvil o de la tele también varía según el periodo estacional o las restricciones sanitarias: el consumo de las plataformas digitales aumentó un 61% con la llegada del confinamiento, bajó en verano, volvió a subir en noviembre tras el cierre de la hostelería y registró un nuevo pico del 86% en Navidad. 

En líneas generales, el incremento de las plataformas bajo demanda ha subido hasta casi un 90% desde el comienzo de la pandemia. Esto ha provocado el aumento de consumo de la televisión, aunque sea competencia de los canales tradicionales.  

'Nueva' televisión contra la 'vieja' televisión

Existe ahora mismo un choque de competencias entre esta nueva forma de consumir televisión liderada por las plataformas bajo demanda, ya sean gratuitas o de pago (Netflix, HBO, Disney Plus, Twitch, Youtube...) y los canales tradicionales. Para algunos (como el CEO de Atresmedia) estas plataformas son poco más que una moda, y para otros son el futuro que desbancará, sino lo ha hecho ya a la televisión lineal.

La opinión de Ojinaga es que ambos medios están condenados a convivir: “Es cierto que el mundo de la televisión ha cambiado. La gente ya no se sienta a ver lo que echan, se sienta a ver lo que quiere. El contenido lineal cada vez es menos relevante, pero siempre existirá este mix porque hay contenidos de actualidad, como el telediario, que no tiene mucho sentido ver enlatados”. 

La labor de las telecomunicaciones consiste en combinar estos servicios y ofrecérselos al consumidor: “Las telecomunicaciones podemos ofrecer una mezcla de contenidos lineales, pero bajo demanda. Es la nueva forma de acceder a la televisión, aunque tendemos a ver este tipo de oferta de manera individual. Y ese futuro al que nos dirigimos no creo que sea el mejor”. 

Para Ojinaga existen ciertos contenidos que deben verse en compañía. “La pantalla del salón es la más social, y debemos mantenerla. Hay noticias que queremos ver en compañía. Partidos que nos gusta comentar con nuestros seres queridos. Series que disfrutamos con la familia. Esto no debe cambiar aunque cada vez veamos más cosas en solitario”, advierte.  

Una cifra relevante del estudio de Euskaltel es el aumento del 60% en la demanda de contenidos infantiles. Número directamente influenciado por la pandemia y por el tiempo que los menores pasan en casa. 

Siempre conectados

Con la vuelta del colegio, en septiembre, ese porcentaje se redujo, aunque el uso de pantallas es cada vez mayor y puede inducir a un hiperentretenimiento, tanto en pequeños como en mayores. Es decir, sentir la necesidad de estar siempre conectados, sin capacidad de estar a solas. Pero el directivo de Euskaltel atribuye este fenómeno a la situación temporal derivada del virus. 

La televisión no es ni mucho menos el único agente en esta revolución de las pantallas. Las redes sociales juegan un papel, como mínimo, igual de importante. El deseo de seguir conectados a los seres queridos ha aumentado el uso de WhatsApp en un 300%, impulsado sobre todo por las videollamadas. Facebook también aumentó su tráfico en un 46% de media. 

El papel de las telecomunicaciones

Este incremento continuo de pantallas y tecnologías influye directamente en las telecomunicaciones. En diciembre se registró el mayor acceso pico de acceso de banda ancha de la historia, con una subida del 82%. La pelota está en el tejado de Euskaltel y del resto de compañías, que según Ojinaga ahora deben ofrecer “una mayor capacidad de banda ancha y contenidos por el mismo precio”. 

El objetivo de estas empresas no es tanto el de ganar nuevos clientes, que también. Pero es prioritario fidelizar a los ya existentes. Esto lo consiguen ofreciendo el abanico de servicios más grande posible: están de moda las ofertas que reúnen fibra, móvil, fijo y contenidos televisivos. Estos acuerdos con compañías como Netflix pueden ser incluso “deficitarios” para las telecomunicaciones, según Ojinaga. Pero son necesarios para esa misión de fidelización. 

El País Vasco es el territorio de mayor competencia de España, y España también tiene mayor competencia que el resto de Europa. Hay cinco operadores a pleno rendimiento y la oferta es máxima. Por eso debemos dar un producto lo más diversificado posible y evitar perder clientes. Nosotros en Euskaltel tenemos el mercado de nuestros tres territorios, y debemos mantenerlo como sea. A otra empresa quizá no le importe perder clientes, pero a nosotros sí”, sentencia el director de Red de Euskaltel.  

Archivado en:

Destacados