Pásate al MODO AHORRO

Las tiendas a granel se multiplican en Euskadi en pro de la compra ecológica y sin plástico

Euskadi suma cerca de 30 comercios especializados en la venta a granel que pretenden hacer más accesible la compra sin plástico y de productos ecológicos

Izarbide Bioleku
Izarbide Bioleku

Ante un futuro más que crítico con la utilización del plástico de un solo uso, las tiendas que venden productos sin envasar se multiplican, mientras comienzan a aparecer los primeros supermercados en los que comprar sin necesidad de generar residuos. Negocios que también están apostando por productos ecológicos y de kilómetro 0 en pro de un comercio justo y de compromiso con los productores y artesanos del entorno. Euskadi suma cerca de 30 comercios especializados en la venta a granel y ecológica concentrados mayormente en los núcleos urbanos. Una 'vuelta al origen' con un público cada vez más amplio que se decanta por la compra al peso y el consumo sostenible.

Entre ellos se encuentra la red de supermercados ecológicos Izarbide. Su primera tienda veía la luz en Durango enl 2008 y desde entonces no ha parado de crecer. Actualmente cuenta con nueve establecimientos, dos de reciente apertura en Barakaldo y Getxo y una próxima tienda en Górliz prevista para principios de junio de este año. Cada una de ellas ofrece una amplia oferta de productos a granel con cereales, frutos secos, productos deshidratados, de limpieza y cosmética que cualquiera puede llevarse en un tarro de cristal o una bolsa de papel. "Más allá de la  venta de productos, somos un tipo de comercio donde la gente obtiene información para realizar un consumo sostenible", relata Ana Iametti, propietaria de las tiendas de Leioa y Getxo, "tejemos alianzas con proveedores con la intención de cuidar al productor local y pactar precios que hagan accesible la compra de este tipo de productos", añade.

Todos los propietarios se definen como emprendedores que desde el consumo responsable ven la necesidad de habilitar espacios para obtener fácilmente productos ecosostenibles. Ana ha sido siempre consumidora de productos ecológicos a la vez que trabajaba en una ONG con la intención de sensibilizar sobre el consumo sostenible, pero "necesitaba meter los pies en el barro". "En mi pueblo no había una tienda en la que poder adquirir productos ecológicos para lo que tenía que desplazarme continuamente", explica, "monté una primera tienda en Leioa y después otra en Getxo para que cualquiera que desee abrirse camino en este tipo de consumo pueda hacerlo desde la cercanía". La apuesta por acabar con el plástico es cada vez mayor, tanto por su parte por la de los clientes: "Es algo inevitable que no se puede dejar debajo de la alfombra". En su caso cuentan con productos envasados que responden a determinadas marcas o para personas con intolerancias y alérgenos que precisan separar los alimentos, pero la inmensa mayoría puede adquirirse también a granel. "La consciencia del problema es cada vez más grande y son los mismos proveedores los que van cambiando los tipos de envase a otros más sostenibles", cuenta.

La contaminación producida por el uso excesivo de materiales plásticos es una de las grandes amenazas medioambientales y Euskadi no es ajena a la tendencia global en la que los cambios en los hábitos de consumo, y especialmente durante la pandemia, han disparado la adquisición del plástico desechable, situando al sector de los embalajes a la cabeza del consumo. Según datos del Departamento de Medio Ambiente, en Euskadi se generan al año alrededor de 350.000 toneladas de residuos plásticos, de las que el 42% son residuos urbanos, producidos por la ciudadanía o el comercio. Del total, se recicla aproximadamente una cuarta parte y más de un 60% acaba en vertederos dada su heterogeneidad que dificulta los procesos de recogida selectiva. 

Consciencia en grandes y pequeños

Son los gestos más insignificantes pero cada vez más frecuentes los que fomentan la creación de negocios que evitan los productos envasados y el uso de embalajes como Granel Community que, aunque originaria de Cataluña, ha venido a Euskadi para quedarse. Actualmente con tiendas en Gipuzkoa y en Bizkaia, más que franquicias, se acercan a una cooperativa, con margen para comprar y ofrecer productos locales, siempre con marca ecológica y libre de plástico. Al frente de la tienda en Bilbao esta Mari Paz Manzano, cuya filosofía se centra en el "reducir antes que reciclar" y es lo que intenta transmitir desde la tienda, sin pretender una competencia real con las grandes cadenas de alrededor con las que "es imposible compararse".

Hace tiempo que desde Granel Bilbao notan una mayor consciencia en los clientes, que acuden con sus propias bolsas y envases. Un autoservicio en el que el cliente decide qué cantidad quiere y evita las obligaciones de comprar una determinada cantidad de producto, si bien genera dudas en los menos acostumbrados. "La gente no suele saber muy bien que cantidad real necesita para un plato, pero es cuestión de preguntar y yo me encargo de informarles y que se lleven lo que necesitan", afirma. Arroces, pastas, cereales, harinas, frutos secos y numerosos alimentos deshidratados que alargan el tiempo de conservación sin perder los nutrientes, son algunos de los productos disponibles íntegramente a granel, exceptuando la miel y la mermelada. "Los ingredientes aparecen tanto en el bote como en la etiqueta que yo te doy, que lleva la caducidad el lote que es y lo que lleva. Menos algunas hierbas, en todos puede leerse la composición y la denominación de origen", explica Manzano, quien señala un grave problema de consumo inmediato que debe abordarse a todos los niveles, lo que incluye medidas de gestión institucionales y acciones empresariales cuya contribución es decisiva para limitar los residuos plásticos. 

En este sentido, el compromiso de las grandes superficies también es tangible en materia medioambiental. Los objetivos de Eroski, el mejor posicionado en  iniciativas de construcción ecoeficiente según Greenpeace, pasan por reducir al menos un 20% las toneladas de plásticos de un solo uso que utilizan actualmente para 2025, así como introducir la bolsa reutilizable en sección para poder adquirir fruta y verdura a granel. En su caso, hace 20 años ponía en marcha la utilización de bolsas reutilizables y hoy se centra en el ecodiseños de todos sus envases con el fin de que sean 100% reciclables. Hace apenas unos días, Mercadona anunciaba a su vez, la eliminación de los envases de un solo uso y su intención de reducir un 25% el plástico en sus lineales en menos de cinco años. Pasos condicionados por la normativa, pero también por una tendencia creciente de concienciación.  

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados