Pásate al MODO AHORRO

Titos aprieta el acelerador de la negociación del convenio de Mercedes

La dirección de la planta de Mercedes en Euskadi quiere aclarar cuanto antes los costes laborales para afrontar las inversiones para la nueva furgoneta

Planta de Mercedes en Vitoria / CV
Planta de Mercedes en Vitoria / CV

Emilio Titos, el director de la fábrica de Mercedes en Vitoria, se reunió ayer con los sindicatos de la planta para plantear la necesidad de resolver la negociación del convenio para el mes de junio. Es un modo de acelerar las gestiones para aclarar cuanto antes los costes de producción, al menos los derivados de la plantilla, en los que incurrirá la planta de Mercedes en Euskadi. Y es que Mercedes afronta un proceso muy grande de transformación que pasa por un plan de inversiones en la fábrica que alcanza los 800 millones de euros, pero en el que también el tiempo apremia. Las nuevas regulaciones europeas, los Fondos de la UE y la revolución que pueden generar sobre la movilidad hacen que sea necesario tener los cálculos hechos para poder adptarse lo más rápido posible al nuevo escenario. 

Inversiones y flexibilidad para el nuevo vehículo

En ese contexto, las nuevas necesidades de producción de Daimler pasan por la incorporación de una nueva furgoneta, con una plataforma diferente y que permite la construcción de un vehículo diseñado íntegramente eléctrico. Una furgoneta que debería poder convivir en las cadenas de de montaje con la actual VS20 que, de momento se prolonga otros tres años, retrasando el modelo de la VS21. Es un escenario complejo en el que la factoría alemana busca disponer de la máxima flexibilidad para adaptarse a diferentes posibles escenarios. 

La apuesta por la planta de Vitoria de la marca alemana es fuerte y sigue desarrollando para Euskadi los procesos de trabajo más avanzados de la compañía por al nivel de calidad de su producción. Así, la producción para este año se ha elevado hasta las 140.000 unidades, lo que ha provocado, además, la reincorporación de los 400 eventuales que la dirección de la planta anunció que no renovaría. Pero además, de cara al futuro, Mercedes ha planteado la posibilidad de incorporar a 800 trabajadores los fines de semana.  

Clarificar el escenario del coche eléctrico

El diseño de todos estos elementos coincide con un escenario de nuevas regulaciones, como el de la reciente Ley de Cambio Climático, que concreta objetivos exigentes para reducir el parque móvil de gasolina. Del mismo modo, las directivas europeas avanzan en esa línea, aunque todavía el mercado no ha reaccionado. El propio Titos planteaba recientemente la necesidad de clarificar el futuro del vehículo eléctrico. Pero además de eso, el contexto requiere resolver cuanto antes el convenio y clarificar esa parte de los costes. 

Un plazo para acordar el convenio sin precedente

Desde el comité de empresa muestran su sorpresa por tratar de acelerar del tal modo la negociación. Según explican, "no hay precedente en la fábrica de un convenio negociado en menos de seis meses". Los últimos se han concretado tras unas negociaciones que se han prolongado casi durante un año. Se ve más complicado aún, cuando las posiciones en cuanto a las subida salarial y complementos están tan alejadas. A la congelación planteada por la empresa, ELA ha respondido planteando una subida del 2,5%, por 1,8% de UGT. Otro de los elementos que separa las posiciones es el modo de afrontar las contrataciones para el fin de semana ante los previsibles incrementos de producción. Podrían ascender hasta 800 trabajadores par a los que dirección de la planta plantea unas condiciones diferentes. 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados