Pásate al MODO AHORRO

Towerbrook aprieta el acelerador con Aernnova para presentar en mayo su oferta definitiva por ITP

El fondo de capital riesgo intensifica los trabajos con su participada, Aernnova, para hacerse con ITP haciendo valer el proyecto industrial que aporta frente a resto de competidores

Planta de Aernnova, participada por Towerbrook. / EP
Planta de Aernnova, participada por Towerbrook. / EP

Towerbrook ha dado un nuevo empujón para preparar su oferta por ITP Aero. El accionista de referencia de Aerrnova ya ha mostrado su interés para comprar la aeronáutica con sede en Zamudio acudiendo a la operación junto a otro fondo inversor, Onex. Entró en la primera ronda de contactos con la propietaria de ITP, Rolls Royce, y pasó ese primer filtro. Ahora se trata de presentar una oferta económica y empresarial más concreta en este mes de mayo. Con ese objetivo han empezado los trabajos que se apoyan en gran medida en la estructura y equipos de trabajo de Aernnova. Y es que Towerbrook es el accionista mayoritario de la aeronáutica alavesa, que además del conocimiento del sector, aunque más centrado en las aeroestructuras que en el motor, le aporta un carácter nacional a la operación, algo tendrá un peso importante. 

El proceso de venta de ITP Aero entra en una fase importante tras los primeros contactos de los interesados en adquirirla con su propietaria, Rolls Royce. Llega el momento de que, entre los elegidos por la compañía británica y el banco de inversiones encargado de gestionar la operación, Goldman Sachs, se presenten las ofertas y los planteamientos empresariales para ITP. A lo largo del mes de mayo los diferentes candidatos deberán retratarse negro sobre blanco haciendo valer su oferta en un contexto en el que operan los condicionantes del Gobierno de España para que la operación asegure que la nueva ITP tendrá un carácter nacional y asegure la continuidad empresarial. Y es que el Ejecutivo central tiene capacidad de veto en la operación por la naturaleza estratégica de los trabajos de ITP Aero en el terreno de la aviación militar. 

Una vez presentadas las ofertas en este mes de mayo, Rolls Royce analizará cuál de las pujas reúne los mejores requisitos. Y es que en la operación pesan varios factores, por un lado el hecho de que ITP debe garantizar su desarrollo industrial, dado que para la compañía británica seguirá siendo un socio clave en el desarrollo de proyectos tan importantes como el motor Ultrafan. Un producto clave para el futuro de la propulsión aeronáutica por el uso del carbono en sus componentes que aligeran el peso de este gigante de 3,7 metros de diámetro y que permitirá una eficiencia mucho mayor reduciendo las emisiones. Además del desarrollo industrial, la propuesta económica será fundamental, dadas las pérdidas de Rolls Royce acumuladas por la crisis del sector y que ascienden a 4.600 millones de euros en 2020. Y, por otra parte, las condiciones puestas por el Gobierno de España. 

El consorcio Towebrook-Onex el mejor posicionado

Towerbrook y Onex concurren de modo conjunto a la oferta y son de los fondos de inversión que han surgido en estos últimos días los mejor situados desde una perspectiva industrial dadas sus participaciones en el sector aeronáutico a través de su cartera de empresas. Towerbrook, además de Aernnova, tiene participación en Sabena Technics, una empresa francesa que centra su actividad en el mantenimiento de aeronaves y motores y que sí puede desarrollar grandes sinergias con ITP. En el caso de Onex, compró recientemente la segunda compañía aérea de Canadá, West Jet, con lo que complementaría las sinergias manteniendo la toda la cadena del proceso de construcción, compra y mantenimiento.

Las otras firmas, que están en el proceso son KKR, Bain Capital, Platinum y, según apuntó la pasada semana el diario Cinco Días, Cinven. En este caso,  estos fondos tienen menos peso en el sector aeronáutico. Solamente KKR aporta valor estratégico con su participación en Hensoldt, un fabricante alemán de sistemas de radar y aviónica en la industria militar aérea, naval y espacial. Además de su proyecto con la financiera aeronáutica Altavair AirFinance en la que anunció una inversión de 1.000 millones. 

El Gobierno de España a la espera

Las exigencias del Gobierno de España de dar un carácter nacional a la operación están haciendo que los fondos busquen posibles asociaciones con actores españoles, como sería el caso de Aciturri. En este escenario el Ejecutivo central ha optado por esperar a que sustancien las ofertas y, una vez presentadas, analizar con Rolls Royce las posibilidades y alianzas con una toma de capital a través de la SEPI, que de momento debe esperar. El Gobierno vasco también ha mostrado su interés en entrar en el accionariado de la nueva ITP. 

 

 

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados