Pásate al MODO AHORRO

Rolls Royce busca un socio duradero en el nuevo dueño de ITP que asegure la continuidad al proyecto

Towerbrook toma ventaja en la compra de ITP por su vinculación con la aeronáutica, frente a otros rivales como KKR que participaron en otras operaciones especulativas en el sector, como la de MTU Aero

ITP Aero / EP
ITP Aero / EP

Una de las claves para la compra de ITP Aero va a ser el desarrollo industrial que el nuevo propietario asegure para la compañía. No bastará la capacidad financiera de los interesados, sino que las propuestas deberán aportar garantías de futuro. Y no solo por las condiciones que ha anunciado el Gobierno de España, con capacidad de veto de la operación, sino por la voluntad de Rolls Royce. Portavoces de la compañía británica han confirmado a ´Crónica Vasca´ que "ITP Aero será un socio clave para muchas décadas", por lo que "obviamente, es muy importante que el nuevo propietario pueda continuar invirtiendo en la tecnología, la innovación y la plantilla". La firma británica refuerza así su mensaje de querer dar continuidad al proyecto empresarial de ITP Aero y, mientras son varios los fondos que se han interesado por la venta, lanza un aviso a navegantes de que se busca desarrollo para la aeronáutica vasca y no solo una operación financiera. Unas condiciones en las que se refuerza la posición de Towerbrook, accionista de referencia en Aernnova, y con fuerte presencia en el sector. 

El anuncio no es baladí porque son precisamente fondos de inversión los que más interés han mostrado en la operación y los que, en su mayoría están participando en la presentación de ofertas de compromiso, aquellas en las que el comprador lanza una oferta en firme en la que debe mantenerse si sigue adelante el proceso. A finales de este mes acaba la primera ronda para la presentación de estas pujas en un proceso que coordina el banco Goldman Sachs. Entre las firmas que han tenido acceso a la documentación de ITP Aero para preparar la oferta, destaca Towerbrook, que acude con Onex. Junto él han mostrado interés otras firmas como KKR, Bain Capital o Platinum. 

Por su parte, el Gobierno de España, que ha anunciado que exigirá un carácter nacional a la operación, se encuentra a la espera de los siguientes pasos. El último intento que diseñó con la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) para hacerse con ITP a través de Indra fracasó en 2019 precisamente por los condicionantes de la operación con Rolls Royce. Desde entonces, las heridas están aún recientes y las incompatibilidades de negocio y su elevado coste son dificultades casi insalvables que no aminoran la llegada del nuevo presidente de Indra, Marc Muntra. Así que, salvo llegada de un ´caballero blanco´, las principales bazas están en los fondos de inversión. El Gobierno central espera, por lo tanto, a ver cómo se reconfigura el posicionamiento de los actores, mientras mantiene contactos continuados con Rolls Royce y con ITP. La entrada en el accionariado de la nueva ITP para garantizar el carácter nacional será el final del proceso una vez las ofertas gestionadas por Goldman Sachs queden ordenadas. 

KKR ya realizó una operación especulativa en MTU Aero

Towerbrook y Onex tienen diversas participaciones industriales en el sector. Towerbrook, además de Aernnova, tiene participación en Sabena Technics, una empresa francesa que centra su actividad en el mantenimiento de aeronaves y motores. En el caso de Onex, compró recientemente la segunda compañía aérea de Canadá, West Jet. Son elementos que garantizarían la continuidad del proyecto industrial y, por la presencia en el accionariado de Aernnova de Towerbrook, cierto carácter nacional a la operación. Towerbrook presenta su oferta definitiva esta semana. 

En frente, solamente KKR aporta cierto valor estratégico con su participación en Hensoldt, un fabricante alemán de sistemas de radar y aviónica en la industria militar aérea, naval y espacial. Además de su proyecto con la financiera aeronáutica Altavair AirFinance en la que anunció una inversión de 1.000 millones. Pero sobre KKR pesa el hecho de que ya participará hace 20 años en la compra del 30% de MTU Aero, el otro gigante europeo de la aeronáutica y competencia directa de Rolls Royce, para vender en 2006 todas sus participaciones. No es, precisamente, el mejor ejemplo de compromiso con el desarrollo industrial. 

Y es que según han asegurado fuentes de Rolls Royce, "ITP desempeña un papel crucial en muchos de nuestros programas actuales de motores de defensa y del sector aéreo civil, además del trabajo en el motor UltraFan de próxima generación". Se trata de una dependencia que varios de los interesados en la compra de ITP señalaron que podía ser también un condicionante al marcar el terreno de juego para el futuro de la compañía y por lo que consideraban algo elevado el precio que pedía Rolls Royce

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados