Pásate al MODO AHORRO

Towerbrook gana posiciones en la compra de ITP Aero

El fondo de inversión aprovecha sus acciones en Aernnova para sortear la exigencia del Gobierno de España, aunque la operación con la compañía alavesa carece de sinergias empresariales

El presidente de Hegan, el cluster vasco de la aeronáutica, Carlos Alzola / EP
El presidente de Hegan, el cluster vasco de la aeronáutica, Carlos Alzola / EP

Towerbrook gana posiciones para hacerse con ITP Aero. El fondo inversor norteamericano reúne varios de los requisitos necesarios para poder desarrollar la operación con éxito. Por un lado, la capacidad financiera, por otro que Rolls Royce ha aceptado sentarse con ellos en las primeras rondas que organiza el banco Godlman Sachs que prepara la venta y, de cara a la autorización necesaria del Gobierno de España que ha exigido un carácter nacional a la operación, pesa en gran medida que Towerbrook es una de las propietarias mayoritarias de Aernnova, la compañía alavesa impulsada por Iñaki López de Gandásegui.

De este modo, el fondo inversor podría utilizar la “carcasa” de Aernnova para realizar la operación, pero manteniendo el control de las acciones del conglomerado aeronáutico y con la posibilidad de vender en cualquier momento. Analistas financieros implicados en la venta de ITP inciden en la privilegiada posición del fondo inversor surgido del conglomerado de George Soros y que ha concurrido coaligado con Onex a la llamada de Rolls Royce para vender ITP AeroLa compañía británica, aquejada por una comprometida situación financiera, necesita obtener unos 1.500 millones de la venta. La llamada ha despertado el interés de otros fondos de inversión (Carlyle, CVC y KKR) y también de la aeronáutica alemana MTU, que, de momento, no ha recibido la llamada de Rolls Royce y a la que la empresa británica no ve con buenos ojos porque podría convertirse en un competidor directo. 

El Gobierno de España tiene la potestad de vetar la operación por la importancia de ITP en el negocio militar aéreo y por su carácter estratégico. En este sentido, ha insistido en que quiere que la operación tenga un carácter nacional y asegure la apuesta empresarial de la compañía. De los fondos de inversión interesados, solamente Towerbrook contaría con una situación que le permite, apoyado en su posición mayoritaria en Aernnova, enarbolar ese arraigo y la garantía de esa continuidad del proyecto empresarial. Towerbrook, junto a Peninsula Capital y Torreal se hicieron con la mayoría de Aernnova en 2017 por 900 millones de euros. Una entrada en el capital a costa de la suiza Springwater y de una parte de la participación de López Gandásegui y de los primeros ejecutivos de la firma.

Aernnova. Conveniencia política, pero no empresarial

Con esta posición, Towerbrook puede apoyarse en Aernnova para justificar políticamente una operación que, en lo industrial, sería complicado de asumir. Y es que, como señalan fuentes bien conocedoras del proceso de venta, las sinergias entre Aerrnova e ITP son más bien escasas. La compañía aeronáutica con sede en Álava centra su trabajo en el diseño y fabricación de aeroestructuras, alas y piezas de la aeronave, así como su mantenimiento. Pero no realiza ninguna labor en los motores del avión, sección en la que se centra ITP. Las disciplinas requieren metales diferentes, mantenimientos distintos e instalaciones incompatibles. Por eso el uso de Aernnova, solo tendría sentido para salvar los escollos políticos y adecuarse a las demandas de los Gobiernos central y vasco. Además, en lo financiero, la deuda acumulada por ambas compañías, 800 millones en el caso de ITP antes de consolidar el ejercicio 2020, harían necesaria una refinanciación o una ampliación extra de capital.

Conexiones de Towerbrook en el sector aeronáutico

Pero donde Towerbrook sí encuentra sentido empresarial a la compra de ITP es atendiendo a otra compañía en la que tiene participación, Sabena Technics. Una empresa francesa que centra su actividad en el mantenimiento de aeronaves y motores y que sí puede desarrollar grandes sinergias con ITP. Además, el fondo de inversión norteamericano concurre a la compra de ITP asociado con Onex, otro fondo que compró recientemente la segunda compañía aérea de Canadá, West Jet, con lo que complementaría las sinergias manteniendo la toda la cadena del proceso de construcción, compra y mantenimiento.

Rolls Royce mantiene el contacto con las administraciones españolas y garantiza la continuidad empresarial

Por su parte, Rolls Royce, la todavía propietaria de ITP Aeroha señalado que "mantienen un diálogo permanente" con los Gobiernos central y vasco​ para "mantenerles informados a medida que avance el proceso" de venta la aeronáutica vasca. Un proceso del que señalan que no van a realizar comentarios, pero que del que sí señalan que la voluntad de la compañía británica es "asegurar" el proyecto empresarial de ITP para que sus nuevos dueños "sigan invirtiendo en su excelente tecnología, innovación y plantilla". 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados

Estamos abriendo esta sección. En breve publicaremos contenido.