Pásate al MODO AHORRO

Trabajo plantea un calendario para resolver el conflicto del puerto de Bilbao antes del 13 de enero

El Ministerio respalda a los sindicatos, señala que las diferencias son legítimas y que hay espacio para el acuerdo

Puerto de Bilbao. EP
Puerto de Bilbao. EP

El Ministerio de Trabajo envió ayer a sindicatos y patronal del puerto de Bilbao su propuesta de trabajo, su "hoja de ruta". Un documento en el que señala que "ve espacio para la solución dialogada" y por ello plantea una metodología que combina reuniones a dos entre las partes con otras de mediación con la Directora General de Trabajo, Verónica Martínez. El documento pide "demostrar la voluntad negociadora" asumiendo la propuesta y pone también como condición para que se inicie que "se ponga a fin a los paros y a la huelga". En la reflexión que realiza la institución dirigida por la ministra Yolanda Díaz no se hace hincapié en el hecho de que el actual convenio, o las peticiones de los sindicatos, queden fuera de la normativa, sino que las considera "discrepancias legítimas en procesos de negociación" y sobre las que hay margen para una "solución dialogada". El calendario planteado establece dos fases: una primera hasta el 22 de diciembre en la que las partes deben reunirse dos veces para luego sentarse en el Ministerio con la Directora General de Trabajo. Si no hubiera acuerdo, se establecería otra segunda fase con el mismo proceso y con la cita en Madrid el 13 de enero. 

Ahora las partes tienen de plazo para responder hasta el jueves de esta semana. Para los sindicatos, que analizarán mañana la propuesta, no deja de ser un respaldo a sus tesis y fuentes de la representación de los trabajadores han señalado a ´Crónica Vasca´ que valoran muy positivamente el hecho de que el Ministerio no hable de "incumplimientos de la ley", sino de posiciones diferentes en una negociación. 

Las empresas, agrupadas en Bilboestiba, también analizarán mañana el nuevo estado de las cosas, aunque mantienen que el planteamiento de los sindicatos no se trata de una negociación, ya que "su planteamiento pasa en presentar como innegociable un elemento que incumple la legalidad" . En este sentido, recuerdan la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea que establece la necesidad de liberalizar las tareas complementarias de la estiba. Entienden que este punto no es negociable y recuerdan que así también lo señaló el Ministro de Transportes, José Luis Ábalos, cuando hace unas semanas incidió en el Senado en la necesidad de "adecuar el convenio a la normativa". La patronal considera que no cabe más que un "arbitraje forzoso" que obligue a la adaptación del Convenio a la normativa europea y a las exigencias de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. 

Mientras tanto, el puerto sigue prácticamente parado desde el 8 de octubre, cuando comenzó la huelga. Las consecuencias están afectando también a numerosas empresas vascas que ven cómo esta vía de comunicación queda inservible. Por ello, el propio lehendakari Urkullu solicitó el arbitraje forzoso al presidente Pedro Sánchez. De cualquier modo, es un mecanismo muy excepcional y sobre el que el Ministerio de Trabajo ya había señalado que no estaba nada cómodo y que su posición era la de explorar las vías de la mediación. 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados