Pásate al MODO AHORRO

El transporte pide medidas urgentes ante la subida del gasóleo: "Trabajamos en pérdidas"

Los transportistas aseguran que "su situación es insostenible" al no poder trasladar a los precios de sus contratos el coste que les supone el gasóleo y alertan de que si no hay soluciones "urgentes" tendrán que parar como lo hacen ya las industrias

Transportistas en un punto de repostaje. / EUROPA PRESS
Transportistas en un punto de repostaje. / EUROPA PRESS

La situación de crisis generalizada por la emergencia energética y la falta de suministros que se está agravando por la guerra de Ucrania, se extiende como la pólvora por todos los sectores y amenaza de lleno al transporte por la subida imparable del precio del gasóleo

"Estamos trabajando en pérdidas", señala Sonia García, secretaria general de la Asociación de Transportistas de Bizkaia Asetravi. 

El gasóleo se está pagando un un 35% más caro que en el mes de enero y un 75% sobre el precio de hace un año, sin que los transportistas estén pudiendo trasladar esta subida a los precios que aplican a sus contratos.

"La situación es insostenible", señala García, que pide al Gobierno de Pedro Sánchez "medidas urgentes" para atajar una situación que puede llevar a los transportistas a tener que parar su actividad -igual que están haciendo ya muchas empresas industriales- por falta de rentabilidad. 

Pese a que el pasado 2 de marzo se publicó el Real Decreto que ponía en marcha las medidas acordadas por el Ministerio de Transportes con el Comité Nacional de Transporte de Mercancías por Carretera, entre las que se encuentra "la obligación de repercutir en la factura el aumento del precio del gasóleo, de una manera diferenciada, aplicando unas fórmulas de actualización vigentes desde 2008", esta actualización se está realizando a tres meses y en estos momentos se actualiza con el precio del gasóleo en el mes de enero. "Vamos tarde", señala. "Aunque se haga la actualización seguimos perdiendo dinero", señala, sobre todo teniendo en cuenta la escalada que se está produciendo en las últimas semanas. 

Los transportistas señalan que se necesitan medidas "urgentes" de "economía de guerra" que empiecen por ejemplo, por reducir de forma radical los impuestos que gravan los carburantes. 

"El grito del transporte es desesperado", señalan desde la asocación de transportistas de Gipuzkoa Guitrans. "O se aplica esa actualización del precio, o no va a quedar más alternativa que parar", advierten. 

En este sentido, señalan que "el riesgo de falta de abastecimiento es real, porque no es posible mantener en el tiempo el desarrollo de la actividad cuando cada kilómetro que se recorre aumenta las pérdidas de la empresa".

Las asociaciones de transporte aseguran ser conscientes de que esta subida de los precios "no afecta únicamente a los transportistas, sino a todos los sectores de actividad". Por eso desde estas asociaciones incluidas en el Comité Nacional del Transporte a través de Fenadismer descartan la convocatoria de paros.  "No creemos que en esta coyuntura sea una solución eficaz", dicen.

Sin embargo, insiste en que es  "urgente" que el Gobierno tome "medidas concretas que permitan a las empresas sobrevivir, reduciendo la fiscalidad de los carburantes, IVA e Impuestos Especiales, para mitigar esta brutal escalada".
 "Si no se toman medidas no va a hacer falta ninguna convocatoria de paro, porque el sector parará forzado por los acontecimientos", avisan desde Guitrans.

 

Archivado en:

Destacados