Pásate al MODO AHORRO

Los transportistas alertan de cierres de empresas y desabastecimiento si se sigue ahogando al sector

Aseguran que no pueden hacer frente al incremento del precio del gasóleo y se revuelven contra la imposición de peajes. "Nos sentimos desprotegidos", dicen y no descartan paros

Camiones entrando en un peaje./ EP
Camiones entrando en un peaje./ EP

Los transportistas vascos alertan de que están en "situación límite" por el encarecimiento del precio del gasóleo, y aseguran que se producirán cierres en cadena de empresas del sector, y abandono de actividad por parte de los autónomos, porque su negocio es cada vez menos rentable y están trabajando en pérdidas. Algo que llevará a problemas de desabastecimiento en el mercado si no se toman medidas rápidas para solventar la crisis en la que está sumida el sector.

"Estamos estirando tanto que vamos a tener que cerrar, porque están sobre nuestras espaldas todos los gastos que se añaden", señala la presidenta de la Asociación de Empresas Transportistas de Bizkaia , Asetravi, Sonia García. "Llegará un momento en que ya no podremos asumir tantas pérdidas", dice.

El elevado precio del gasóleo, en el punto más alto desde 2013, ha puesto la puntilla a un sector que se siente "desprotegido" por las administraciones pese a que, según recuerda, es "esencial en la cadena de suministro, con pandemia o sin ella", y al que se le esta ahogando con continuas exigencias, como la pretensión de imponer nuevos peajes para los camiones, los cada vez mayores requisitos medioambientales  para los vehículos de cara a la sostenibilidad, o las duras condiciones en las que trabajan los transportistas que hacen muy difícil el relevo generacional. 

Según denuncian, el gasóleo ha subido mas del 40% en lo va de año, lo que ha llevado a que suponga hasta el 45% de los costes totales que tiene el transportista.  "Algo que es inasumible", teniendo en cuenta que, de momento, no están pudiendo trasladar ese incremento de sus costes a sus clientes.

"En el transporte repercutir nuestros costes al cliente es muy muy difícil", asegura García, algo que tiene mucho que ver con la competencia en el mercado y la desregulación en lo que se refiere a los contratos.

"Estamos en una situación crítica, que se agrava aún más cuando el transportista es un autónomo", señala Amaia Martínez,  secretaria técnica de la Asociación de Transportistas Autónomos Vascos (Asotrava), que recuerda que se está barajando ya la posibilidad de llevar a cabo un paro a nivel nacional para presionar a las administraciones. 

"Nos parece una situación suficientemente preocupante para que se tomen medidas rápidas. Y llevamos advirtiendo desde hace mucho tiempo. Que no nos llevemos luego las manos a la cabeza cuando veamos que hay desabastecimiento. Entonces nos acordaremos del sector", dice Martínez, que augura que puede darse en España una situación similar a la sufrida en Gran Bretaña por falta de camioneros.

Señala Martínez que se pueden tomar medidas para paliar la crisis del sector como se están tomando para otros sectores, y recuerda que en países como Francia o Portugal se ha aprobado, por ejemplo, bajar los impuestos a los carburantes o establecer deducciones para el impuesto de circulación.

La "puntilla" de los peajes

"Aquí no solo no se toman medidas para paliar la crisis, sino que se quiere impone a los camiones peajes espaciales, algo que también pretenden hacer las diputaciones forales, lo que ya es poner la puntilla al sector", advierte.

Además del precio de los carburantes, el sector se está viendo afectado por otras cuestiones que tanto Sonia García como Amaia Martínez, coinciden en que será determinante para su futuro.

or un lado la crisis de componentes para la automoción que está encareciendo y  retrasando cualquier reparación en los camiones.  así como la llegada de los vehículos nuevos; la escasez del aditivo para motores diésel  AdBlue, que puede llegar también a paralizar la flota de camiones; y la ausencia de relevo generacional "por las condiciones laborales duras que tiene el sector del trasporte.

"En un periodo de cinco años se van a jubilar el 30% de los transportistas y  no hay relevo generacional. Si el 90% de la mercancía se transporta por carretera en un plazo no muy largo nos podemos encontrar con desabastecimiento en general por falta de transportistas", señala Martínez.

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados