Pásate al MODO AHORRO

El TSJPV avala que los pagos de las cajas de resistencia escapen al control de Hacienda

LAB logra una importante victoria jurídica con una sentencia que no obliga a retener el IRPF en los pagos a los afiliados

El presidente del TSJPV, Iñaki Subijana./ EFE
El presidente del TSJPV, Iñaki Subijana./ EFE

Los tribunales han marcado un precedente sobre el eterno debate fiscal que afecta a las cajas de resistencia que los sindicatos crean para apoyar a sus afiliados durante las huelgas. El Superior de Justicia del País Vasco ha resuelto que estos pagos no están sujetos a retención o pago a hacienda. A raíz de una causa en la que la Diputación de Gipuzkoa reclamaba el 2% de los pagos realizados a trabajadores por este concepto por el sindicato LAB, la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJP ha dictaminado que no cabe cobro de impuesto alguno. Una decisión que libera a las centrales de pagar impuestos por estas retribuciones que suelen dirigirse a sustituir la falta de salario durante las huelgas, pero también para multas, sanciones y asesoramiento en procedimientos penales. 

Para el secretario general adjunto de LAB, Igor Arroyo, esta medida supone respaldar la posición de su sindicato que defendía que el intento de recaudar de las haciendas "no se sustentaba legalmente". Según ha explicado, desde su organización se ha "ayudado" a más de 3.000 afiliados durante las huelgas con una línea de ayuda que está "enfocada a los sectores más precarios". La sentencia llega tras la conflictividad en las residencias de mayores. Durante los paros convocados por los sindicato, las diputaciones de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa requirieron a los sindicatos el pago del 2% de los ingresos hechos a sus afiliados en concepto de retención de IRPF en la medida en que podía considerarse que la relación entre los afiliados y las centrales tenía carácter laboral. Tras las alegaciones presentadas por LAB a las haciendas forales Álava no actuó más, Bizkaia estimó las razones dadas por el sindicato, pero Gipuzkoa mantuvo el proceso para recaudar, lo que llevó el conflicto al contencioso administrativo. 

De este modo el TSJPV sienta un precedente, aunque la interpretación definitiva de la Ley recae en el Supremo, por el que permite que estos pagos queden sin el control de hacienda. Las cajas de resistencia han sido una herramienta de presión en largos conflictos laborales como el de las residencias de mayores o el de Tubacex. Un mecanismo en el que centrales como ELA y LAB pueden mantener las medidas de protesta aportando a sus afiliados compensaciones económicas que hagan más llevadera la suspensión de la nómina mientras se secundan los paros. 

En uno de los conflictos más graves del pasado 2021, el de Tubacex, la situación se prolongó gracias a este mecanismo que no todos los sindicatos pudieron mantener en el tiempo. Fue precisamente este punto uno de los elementos por los que se generaron ciertas divisiones entre los representantes sindicales de la empresa que pusieron en riesgo el acuerdo que puso fin a la huelga.

LAB ha planteado esta batalla legal en la que ha obtenido un importante triunfo legal para mantener esta herramienta, sin tener que pagar impuestos. Como ha explicado Arroyo este martes al explicar el contenido de la sentencia, su sindicato se centrará en reforzar la caja de resistencia, que considera "instrumento de lucha", ante la crisis generada por la pandemia y la "espectacular subida del IPC".

Archivado en:

Lo más leído
Destacados