Pásate al MODO AHORRO

Tubacex acaba sin acuerdo las negociaciones del ERE en Llodio y Amurrio

Este miércoles finaliza el plazo de las negociaciones, por el momento con 114 despidos frente a los 150 planteados en un princpio

Tubacex anuncia una situación insostenible que repercutirá en el empleo / EP
Tubacex anuncia una situación insostenible que repercutirá en el empleo / EP

Los integrantes del comité de empresa de Tubacex han celebrado este martes su penúltima reunión de negociación del ERE en las plantas de Llodio y Amurrio que acaba sin acuerdo entre la dirección y representantes sindicales. Durante el encuentro, Tubacex ha dado a conocer el número de prejubilaciones y bajas voluntarias hasta la fecha, cuyo plazo para apuntarse amplía hasta el próximo lunes a las 16.00 horas. A fecha de hoy, el número de despidos rondaría los 114 frente a los 150 planteados por la empresa en un primer momento.

El número de prejubilaciones ascienden finalmente a 12 personas y otras 12 se han sumado a las bajas voluntarias, si bien se aplicará el derecho a veto a dos de ellas. En este sentido, la oferta sindical pasa por la prejubilación de los nacidos en el año 1966 y anteriores con el 100% de cobertura, además de la opción de acogerse a una excedencia voluntaria durante tres años y una indemnización de 60 días por año que la empresa mantiene en 45 días, aumentándola a la de un despido improcedente. Estas cantidades serían relativas a las de antes de la reforma laboral, es decir, 45 días por año trabajado con un máximo de 48 mensualidades hasta el 2012 y a partir de ahí, 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. 

De mantenerse las posturas, la reunión de cierre prevista para mañana se reducirá al trámite de firma del fin de proceso de negociación. El comité ve inasumible cualquier tipo de propuesta por parte de la empresa sin las premisas iniciales que pasan por la renuncia a la externalización y garantías de mantenimiento de empleo que, en el marco de incertidumbre, Tubacex no ve posible asumir. A partir del miércoles la empresa dispone de 15 días para ejecutar las medidas y comunicar la lista de despidos al Gobierno vasco. 

Urkullu ya recordó en el pleno de control del viernes que el sector de la fabricación de tubos sufre una realentización desde la anterior crisis económica que se ha agravado desde entonces y que se trata de un ámbito muy condicionado con la transición energética. Asimismo, apelaba a la dirección y a sindicatos explorar todas las vías posibles para minimizar las salidas traumáticas a través de prejubilaciones, excedencias o salidas incentivadas que, hasta este martes han reducido en cerca de 40 el numero de despidos. En cuanto a las movilizaciones los trabajadores continúan con la huelga indefinida "sin planificación a largo plazo" y mantienen las concentraciones. Ayer mismo fue el colectivo feminista quien protagonizó una sentada en la carretera  impidiendo el paso del autobús que cada día transporta al personal que no secunda la huelga así como a la dirección que tuvo que suspender la reunión de negociación.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído