Pásate al MODO AHORRO

Tubacex inicia las desinversiones para afrontar su plan estratégico con la venta de Tubos Mecánicos

Ingresará 25 millones de euros con esta operación y contempla más ventas de los activos que no encajen en su estrategia volcada en tubos de alto valor añadido para energías limpias como el gas

Sede de la empresa Tubacex. / EP
Sede de la empresa Tubacex. / EP

Tubacex ha vendido Tubos Mecánicos al grupo metalúrgico de origen gallego Hierros Añón por 25 millones de euros. Con esta operación, la compañía vasca  desinvierte en un activo que considera "no estratégico" y hace caja  para abordar las inversiones que precise poner en marcha en su próximo plan de futuro que estará centrado en la transición energética.

De hecho, el nuevo plan estratégico que la empresa presentará en el primer trimestre del año que viene contemplará más desinversiones en aquellos activos que no encajen con su previsión de negocio centrado en producto de alto valor añadido dirigido a sectores de energías limpias como el gas.

Tubos Mecánicos es un distribuidor de barras y tubos comprados a terceros para sectores industriales, con larga tradición en el mercado nacional. Cuenta con seis almacenes situados en Barcelona, Zaragoza, Álava, Galicia, Madrid y Valencia.

Inició su actividad en 1973, siempre vinculada al Grupo Tubacex, a pesar de que en los últimos años no existían sinergias con los negocios del grupo, especialmente teniendo en cuenta que el plan de futuro de la empresa pasa por enfocarse al suministro de soluciones integrales de alto valor tecnológico con el reto de la descarbonización e impulso decidido por las energías limpias.

Tubacex presentará este nuevo plan estratégico en el primer trimestre del año, que estará enfocado rl suministro de soluciones innovadoras que apoyen el proceso de descarbonización de sus clientes, y a la entrada en mercados con claro potencial de crecimiento.

Para ello, la empresa "contempla inversiones en activos estratégicos que impulsen su posicionamiento, así como desinversiones en aquellos negocios que no encajen con su nuevo ciclo de crecimiento". Un plan de desinversiones que arranca con la venta de esta empresa.

La compañía vasca ha recibido recientemente el respaldo de los tribunales al acuerdo que suscribió con ELA, CCOO y el sindicato de independientes para poner fin a la huelga que paralizó la actividad de las plantas vascas del grupo durante casi ocho meses y afronta una relativa paz social hasta 2024, al haberse pactado una prórroga del convenio hasta entonces.

 

Archivado en:

Destacados