Pásate al MODO AHORRO

Tubacex pierde 25 millones en 2020 y activa un plan para salir del sector del petróleo

La compañía reduce ventas un 21,8% mientras tramita un ERE que afecta a 150 trabajadores

Interior de la planta de Tubacex / Tubacex
Interior de la planta de Tubacex / Tubacex

El 2020 ha seguido castigando a la actividad de las tuberas que dirigen su producción al sector del petróleo. Es el caso de Tubacex, que apoyaba en su cartera de pedidos en clientes como Repsol, TOTAL o BP para sus actividades de extracción de crudo, y es que los hidrocarburos están acusando una caída estructural que la pandemia y la apuesta por las energías renovables impulsada por Europa ha agravado. Un contexto en el que las ventas de Tubacex han caído un 21,8% generando unas perdidas de 25 millones de euros

A mitad de año las perdidas de Tubacex ascendían a 18 millones y en el último semestre se han elevado a 25 millones. Según ha explicado la compañía ahora está rediseñando la estrategia para apostar por el desarrollo de soluciones específicas para sectores de energías limpias, como transporte y almacenamiento de hidrógeno, renovables o sectores no vinculados con el sector energético como transporte o aeroespacial.

Refinanciación para obtener 240 millones de euros

Para este objetivo, Tubacex ha concretado una reestructuración financiera, extendiendo los plazos de su deuda y buscando más fuentes de financiación. El consejero delegado, Jesús Esmorís ha señalado con este movimiento “cerramos el año con una posición de liquidez, entre caja y disponibles, superior a 240 millones de euros, lo que contribuye a mejorar la solvencia del Grupo". Se trata de oxígeno financiero para pagar la nueva estrategia y para asumir el gasto del ajuste de personal que contempla 150 despidos. 

Despidos en las plantas de Álava

Tubacex ha presentado un ERE de 150 trabajadores, lo que supone el despido de casi el 20% de la plantilla de 800 empleados de las instalaciones de Llodio y Amurrio. La propia compañía ya explicó Tubacex en diciembre a través de una carta que envió a las instituciones explicando la gravedad de la situación tras intentar un acuerdo con los representantes de los trabajadores sobre reducciones de jornada y de salario durante el verano sin acuerdo. 

A lo largo de esta semana, los empleados de Tubacex se han manifestado contra estos despidos y los altercados que se generaron, y que duraron horas, terminaron con la detención de tres trabajadores y 13 ertzainas heridos.

Ahora, la consejera vasca de Desarrollo Ecónomico, Arantxa Tapia, pide a la dirección y a los trabajadores que se sienten a negociar de forma "civilizada" en aras de acordar "hacer un esfuerzo ahora" que sea revertido cuando la empresa vuelva a "una situación de bonanza". El Gobierno vasco anunció hace unos días que mediará en el conflicto para que no se produzca el despido de los 150 trabajadores.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados