Pásate al MODO AHORRO

Tubacex reduce sus ventas un 43% y pierde 23,3 millones en el primer semestre lastrado por la huelga

En la primera mitad del año vendió 160 millones de euros en un contexto de baja caída de pedidos por la crisis y el parón de sus plantas alavesas

Sede de la empresa Tubacex. / EP
Sede de la empresa Tubacex. / EP

Tubacex ha reducido sus ventas un 43,3% y ha perdido 23,3 millones de euros en el primer semestre del año lastrado por la crisis y por la huelga de las plantas alavesas.

Según la información que ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, (CNMV), las ventas en la primera mitad del año han sido de 160 millones de euros, un 43,3% menos que llos 282 millones del mismo periodo del año pasado. Esto le ha llevado a unos resultados en rojo de 23,3 millones, frente a los 8,3 millones que perdió el año pasado. Por su parte, el  EBITDA se ha situado  en 0,3 millones de euros.

En su comunicación a la CNMV, la empresa señala que la  "baja cartera de pedidos con la que el Grupo comenzó el año tras un 2020", lo que ha provocado "bajos niveles de actividad en todas las unidades del grupo a nivel global", aunque destaca la "especial incidencia en las plantas alavesas, pendientes de la resolución del proceso de reestructuración puesto en marcha por el grupo a nivel global, y vuelta a la actividad".

Precisamente ayer, dirección y comité mantuvieron un largo encuentro para intentar llegar a un acuerdo que ponga fin al conflicto aunque sin conseguirlo. La dirección ha emplazado a los sindicatos a responder este martes a su última propuesta que pasa por una reincorporación gradual de los 129 despedidos en el ERE y el mantenimiento del empleo hasta 2024. Una propuesta que el comité considera insuficiente porque no implica la retirada del recurso ante el Supremo contra la sentencia que declaró nulos los despidos.

Pese a esta situación, la empresa considera que el plan de reestructuración financiera abordado por el Grupo en sus principales unidades de negocio "está permitiendo preparar la organización para hacer frente a los retos que enfrenta la compañía en un contexto de mercado dominado por la transición energética". En este sentido, el consejero delegado de Tubacex, Jesús Esmorís, considera que “ante una crisis del sector de Oil-Gas agravada por la pandemia mundial causada por la Covid-19 y la aceleración de los objetivos de descarbonización de la economía, Tubacex ha hecho sus deberes en los que se refiere a una reducción estructural en sus costes y trabaja en un posicionamiento estratégico que nos permita adaptarnos a la nueva realidad”.

Destaca por ello que la compañía está inmersa en el diseño de un nuevo Plan Estratégico para "desempeñar un papel clave en esta transición hacia energías más limpias", como el gas que se prevé será clave en dicha transición. “Hemos avanzado en la mejora de nuestro posicionamiento como una compañía proveedora de soluciones en el sector energético, dejando atrás el foco en el volumen y poniendo el énfasis en el valor añadido”, señala a la CNMV.

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados