Pásate al MODO AHORRO

Urkullu rechaza responsabilidad en el cartel de las consultoras: "No se cuestiona al Gobierno"

Asegura que se actuará con la "máxima exigencia" si se detecta "alguna irregularidad", pero no se compromete a realizar una investigación propia por parte de la administración vasca

El lehendakari Iñigo Urkullu en un pleno del Parlamento./ EP
El lehendakari Iñigo Urkullu en un pleno del Parlamento./ EP

El lehendakari Iñigo Urkullu ha rechazado hoy en el Parlamento vasco cualquier responsabilidad de la administración vasca en el conocido como 'cartel de las consultoras', multadas por pactar licitaciones en las que están implicados varios departamentos del Gobierno vasco, diputaciones y ayuntamientos.

Aunque en varios de los correos electrónicos que se cruzaban los dirigentes de las consultoras multados se insinuaba que había un impulso por parte de la administración a que se llevaran a cabo prácticas irregulares en las licitaciones públicas para que las consultoras implicadas se repartieran los contratos, y las propias empresas en su defensa ante la CNMC argumentaron que sus prácticas era conocidas por los contratadores,  Urkullu ha señalado que en la investigación "no se cuestiona" la actuación de las administraciones  vascas "ni se ha acreditado ningún tipo de connivencia".

No obstante, ha advertido de  que habrá "máxima exigencia" si se detecta "alguna irregularidad", aunque no ha dicho que se vaya a abrir, de momento, ningún tipo de investigación por parte del Gobierno, como le ha  pedido la parlamentaria de Elkarrekin Podemos, Miren Gorrotxategi, durante el pleno de control, y también el parlamentario de PP-Cs, Luis Gordillo.

Gorrotxategi ha criticado que se hayan externalizado labores que deberían ser propias de los funcionarios de la administración, aunque el lehendakari tampoco ha respondido a esta cuestión. 

Prudencia ante una investigación abierta

Urkullu ha señalado además que la investigación abierta por la CNMC  "no se se circunscribe a las administraciones vascas", sino que se refiere a contratos de las consultoras en varias comunidades autónomas, y ha pedido "prudencia" porque el proceso no ha terminado y cabe recurso por parte de las consultoras ante la Audiencia Nacional. Mientras el proceso no no termine ha abogado por "no señalar" ni a empresas ni a administraciones, y ha mostrado su disposición a colaborar con la investigación en los que sea necesario y llevar los contratos del Gobierno vasco implicados al Parlamento.

En otro punto del Pleno, el parlamentario de PP-Cs, Luis Gordillo, ha interpelado sobre el caso al consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, al que ha recordado que esta práctica detectada por la CBMC "también es corrupción". Azpiazu, en la misma línea que el lehendakari, ha insistido en que la cuestión afecta a varias comunidades autónomas y ha desligado cualquier tipo de responsabilidad.

Gordillo, al igual que Gorrotxategi, ha pedido que se abra una investigación por parte de la Administración ante un hecho muy grave y ha leído varios correos entre representantes de las consultoras y las administraciones para solicitar empresas a "invitar" a los contratos. "Esto es una cuestión muy grave", ha insistido. Por eso ha insistido en que se debe abrir una investigación interna y ha instado al Gobierno personarse como acusación.

El consejero Azpiazu ha rechazado todas las acusaciones y ha acusado a Gordillo de querer "embarrar" la política con su interpelación, porque el Gobierno no es parte. "Es un uso torticero de la interpelación", ha señalado.

 

Contratos por 3,3 millones de euros

Aunque en el expediente de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) no queda clara la implicación de la Administración, sí se insinúa que la práctica se realizaba con su conocimiento. En primer lugar, por los mensajes que se cruzaban los implicados y, en segundo lugar, porque en las alegaciones, las propias consultoras aducen para defenderse que las instituciones conocían las prácticas. Se trataba de contratos sin publicidad, por su cuantía, en los que la única condición era que se presentaran tres ofertas. "En ocasiones la propia empresa solicitante de la cobertura es la que se encarga de proponer a la administración las empresas a invitar, e incluso elaborar todas las ofertas económicas a presentar por las empresas invitadas o, en su caso, de preparar la carta de renuncia o declinación a la invitación cursada por la Administración", señala el expediente, que no da por seguro el conocimiento de las instituciones contratantes, pero tampoco lo descarta.

En la que la CNMC denomina "trama del norte", el organismo detecta 101 licitaciones en las que hubo irregularidades de las que 92 tuvieron lugar con las administraciones vascas. Competencia no ha recogido la valoración de todos los contratos, han quedado 14 sin valorarse, pero el valor de los demás y por el que las consultoras facturaron los servicios asciende a 3,3 millones.

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados