Pásate al MODO AHORRO

Urtaran ve con "preocupación relativa" la delicada situación de Mercedes por la crisis de los chips

La empresa de Daimler trabaja ya con sus proveedores en un escenario de 125.000 unidades, cifra similar a la del año 2020 con la pandemia

Gorka Urtaran / EP
Gorka Urtaran / EP

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, ve con "preocupación relativa" la compleja situación que atraviesa Mercedes a causa de la crisis de los semiconductores. La empresa de Daimler es la principal potencia de Álava y también una de las de Euskadi, ya que representa el 5% del PIB. Las cifras de producción para esta planta no paran de caer y el último ajuste ya las sitúa en las 134.500 unidades, derivado de los dos parones anunciados de dos semanas en las que se dejarán de fabricar más de 6.400 furgonetas. Sin embargo, esta cifra podría continuar bajando. Según fuentes con las que ha podido hablar 'Crónica Vasca', en las comunicaciones que llegan desde Mercedes a las empresas proveedoras, la factoría ya trabaja con unos niveles de producción muy similiares a los 2020, cuando se produjeron 125.000 furgonetas.

Urtaran insiste en que se trata de una cuestión global y coyuntural de todo el sector y no algo aislado que ocurra solo en esta factoría. No obstante, ha mostrado su preocupación "relativa" aunque sí considera que esta crisis pueda tener consecuencias "a corto plazo" aunque confía en que se vaya reconduciendo en los próximos meses.

Que las previsiones caígan significa que previsiblemente habrá más parones que vayan acarreando recortes productivos. A lo largo de esta semana y durante la próxima, con la cadena de producción parada, lo que se está haciendo dentro de la fábrica es terminar los 4.000 vehículos que permanecían sin acabar en la explanada de Araia.

Esas mismas fuentes explican que la línea de pintura de la planta alavesa está vacía, cerrada y sellada y hay, además, numerosas furgonetas tapadas con mantas a la espera de poder ser terminadas. En cuanto a los 750 trabajadores eventuales que Mercedes contrataba en abril, cuando vislumbraba unas cifras de producción record de 148.600 unidades, han firmado ya su salida de la fábrica, que en principio estaba previsto para el 18 de septiembre. Esto podría ser un indicio de que la actividad seguirá parada más tiempo.

En esta ocasión, la pieza que falta afecta al sistema de frenado por lo que se hace imposible soluciones que se habían venido aplicando como ir fabricando las furgonetas y dejarlas fuera.

Archivado en:

Destacados