Pásate al MODO AHORRO

Las ventajas de digitalizar una pyme

La introducción de nuevas tecnologías multiplica las interacciones con el cliente y optimiza los procesos internos con aplicaciones sencillas y a un coste razonable

Usuaria de Facebook / EUROPA PRESS
Usuaria de Facebook / EUROPA PRESS

Los procesos de digitalización han llegado a la pequeña y mediana empresa para quedarse. Lejos de ser una moda pasajera, marcarán la distancia entre aquellas que sean capaces de seguir adelante con éxito y las que tengan que replantear su estrategia o, simplemente, quedarse por el camino. Son indudables las ventajas en cuanto a eficiencia, relación con los empleados y los clientes, control de gasto y seguridad, que además se han puesto de manifiesto de forma extrema con una situación como la pandemia del Covid-19.

No obstante, antes de abordar cuáles son los principales beneficios de digitalizar una pyme, conviene describir en qué consiste exactamente un proceso en el que las grandes corporaciones hace mucho tiempo que están embarcadas, pero que sigue siendo, hoy por hoy, un gran desconocido para un buen número de aquellas empresas que constituyen la inmensa mayoría del tejido en España.

Aplicar nuevas tecnologías

Detrás de un término tan rimbombante como el de digitalización hay poco más allá que la aplicación de las llamadas nuevas tecnologías, con las que un porcentaje mayoritario de la población está ya familiarizado, a los negocios con el fin de transformarlos y modernizarlos.

En este campo, las posibilidades son muy amplias y van desde la creación de una sencilla página web que dé a conocer la empresa a potenciales clientes, como al establecimiento de canales de venta en remoto o la automatización de los procesos internos.

Mejora de la productividad

A partir de ahí, son numerosas las ventajas de esta transformación. Sin ir más lejos, la Cámara de España, uno de los órganos que más han insistido en la necesidad de que las pymes se digitalicen y más han apoyado este proceso (incluso antes de la irrupción de la pandemia), señala entre ellas la mejora de la productividad.

Un objetivo que se consigue a través de dotar a los puestos de trabajo de mayor flexibilidad y movilidad, una posibilidad que otorgan elementos como la banda ancha, lo que permite opciones como el trabajo en remoto y el ahorro de desplazamientos. También contribuye a reducir los tiempos de espera.

Incremento de ventas

El organismo también hace hincapié en una meta tan relevante como el incremento de las ventas. En una pyme convencional, las únicas formas de conexión con los clientes son la presencial y la vía telefónica. En este campo, internet abre todo un mundo diferente de opciones que, además, hace posible que el consumidor puede acceder en cualquier momento a las ofertas y servicios de un negocio.

La herramienta principal es una página web corporativa, aunque tan solo supone un primer paso. Para incrementar su eficiencia, debe ser acompañada de un buen posicionamiento en los buscadores y de presencia en las redes sociales, que además permitirá recoger las impresiones de los clientes en lo tocante en su experiencia al tratar con la empresa.   

Opciones en la nube

La digitalización también hace posible que una pyme logre mayores ahorros al optimizar las estructuras de costes, mediante la introducción plataformas del llamado internet de las cosas. Con una sencilla conexión de dispositivos informáticos en objetos cotidianos, los gestores de la pyme recibirán datos muy útiles para su negocio y además podrán controlar elementos inteligentes de forma remota.

Sucede lo mismo con el acceso que proporcionan las plataformas cloud, en las que sus usuarios cuentan con herramientas en la nube, a precios asequibles, y con las podrán gestionar aspectos como el almacenamiento, la gestión y la mensajería, entre otros.

Optimizar recursos

La automatización de determinados procesos también es una poderosa herramienta de ahorro, en tanto en cuanto libera a los trabajadores de una pyme de labores que exigen invertir mucho tiempo y que tienen un escaso valor añadido. De esta forma se consigue una mejor utilización y explotación tanto de los recursos humanos como técnicos.

Para que esto sea posible, la empresa debe procurar ofrecer una formación adecuada a sus empleados ya que, de lo contrario, se producirá un efecto perverso y la digitalización supondrá un retroceso para el negocio porque hará los procesos más complicados.

Solicita tu subvención de Kit Digital aquí.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados