Pásate al MODO AHORRO

Vidrala empieza el año con un crecimiento de beneficios de casi el 10% en el primer trimestre

La compañía vasca de elaboración de envases de vidrio salva la pandemia, reduce su endeudamiento más de la mitad en tres años mientras afronta la renovación de sus 20 hornos

Planta de Vidrala en Llodio / CV
Planta de Vidrala en Llodio / CV

A pesar de que las "condiciones del negocio distan aún de ser normales", como explica en su informe la compañía, Vidrala ha registrado un primer trimestre de 2021 en el que vuelve a un crecimiento sólido con un 9,7% más que el año pasado alcanzando los 32,7 millones de beneficio neto. Un incremento que también se ha traducido al ebitda (beneficio antes de impuestos y dotaciones) con 62,2 millones de euros de beneficio bruto. Son cifras que consolidan un crecimiento para el que la empresa ya había dado síntomas con las cifras del 2020, un ejercicio que a pesar de la covid-19 salvó manteniendo el ebitda cercano a los 280 millones de euros. Son por lo tanto buenas noticias para una de las empresas situadas en la comarca de Ayala, donde la crisis está afectando especialmente a otros sectores como el de la siderurgia con los casos de Tubacex y Tubos Reunidos. 

Caída de las ventas que no impide el crecimiento del beneficio

Los efectos de la pandemia se siguen acusando en las ventas de la compañía que elabora vidrios principalmente para dos mercados: el de los supermercados y el de la hostelería. El primero se ha convertido en refugio, aunque las estimaciones de la empresa le atribuyen un 30% de la producción. En el caso de la hostelería, se siguen acusando los problemas y, según ha explicado Vidrala, se espera la llegada de "ritmos de recuperación" con la reducción de las restricciones. Estas circunstancias sí que han afectado al volumen de ventas que sigue anotando una caída de 3,6% con 235 millones de euros de ingresos en el primer trimestre del año frente a los 243,7 millones del año pasado. Aún así, la empresa cotizada, en el informe enviado a la CNMV, señala que el vidrio "da muestras de un futuro sólido como la solución más sostenible para el envasado de producto de alimentación y bebidas".

Reducción del endeudamiento en más de la mitad en tres años

En cualquier caso, el aumento de beneficios a pesar del estancamiento de las ventas, evidencia mejoras en la gestión de costes, un punto en el que la renovación del parque de hornos de la empresa es especialmente importante. Vidrala comenzó hace dos años la renovación de sus 20 hornos con una inversión prevista de 500 millones de euros hasta 2025. El proceso sigue avanzando y está permitiendo aumentar la eficiencia y el consumo de estas herramientas. Una senda en la que también la empresa ha destacado el descenso del endeudamiento que ha pasado de los 503 millones en 2018, más de el doble del ebitda, a los 210 millones que presenta actualmente y que supone el 0,7 del ebitda anual. 

Aumentar el dividendo de los accionistas

Vidrala ha defendido estos resultados como el resultado de una política en la que seguir manteniendo un generoso reparto de dividendos. El pasado mes de diciembre desembolsó de un dividendo en efectivo a cuenta de los resultados del ejercicio 2020 de 84,30 céntimos de euro brutos por acción. Además, ha extendido el programa de compra de acciones en 12 meses. El objeto del programa es el de reducir el capital social de la Sociedad mediante amortización de acciones propias, con la finalidad de contribuir a la política de retribución al accionista mediante el incremento del beneficio por acción. La Sociedad prevé comprar acciones en el mercado hasta un máximo de 270.000 acciones, por un importe efectivo máximo de 27 millones de euros. Hasta la fecha se han adquirido 84.886 acciones.

Destacados
Lo más leído