Pásate al MODO AHORRO

El aumento de los costes reduce el beneficio de Vidrala y empaña un año récord de ventas

La compañía superó los 1.000 millones de euros en ventas y espera crecimientos de doble dígito a medio plazo, una vez se supere la crisis de precios y suministros

Planta de Vidrala en Llodio / CV
Planta de Vidrala en Llodio / CV

La compañía de fabricación de envases de vidrio de la familia Delclaux ha visto como el problema de costes y suministros ha empañado un año récord con unos ingresos de más de de 1.000 millones de euros. Según las cuentas de 2021 presentadas por Vidrala este lunes, las ventas se han incrementado en un 9,7% hasta alcanzar los 1.084 millones, pero el aumento del precio de la energía y de las materias primas ha impactado en la compañía en el último trimestre del año reduciendo los márgenes que no han podido reproducir ese crecimiento. Así, el beneficio antes de impuestos (Ebitda) se ha reducido un 4,3% pasando de los 279,8 millones de euros del 2020 a 267,7 millones el pasado año. Este frenazo ha afectado por primera vez en los últimos cinco años el beneficio por acción que venía incrementándose con fuerza. 

Según se desprende del informe presentado por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la situación de Vidrala cuenta con la fortaleza de un mercado en el que la demanda por los envases de vidrio crece de modo continuado, el problema es, por lo tanto, coyuntural y responde a unos acuerdos alcanzados con los más de 1.500 clientes de la compañía en los que se establecieron unos precios que no contemplaban una subida de la energía. Una de las medidas que ha puesto la compañía es la actualización de precios al 10% en las renovaciones de los contratos que se vienen firmando desde enero, tal y como ya señaló 'Crónica Vasca'. Además, la compañía cuenta con una importante renovación de sus activos que afrontó con un plan de inversión en 2019 y que aprovechó la pandemia para ir desarrollando. El resultado es que "industrialmente" cuenta con las herramientas para, una vez resuelto el tema de los precios en sus contratos, seguir creciendo en un mercado en expansión. 

Además, la situación de deuda sigue reduciéndose a gran velocidad gracias al flujo de caja generado por las ventas. En 2021 Vidrala redujo su deuda en más de un 40% dejándola en 97 millones de euros, un balance más que saneado que supone el 0,4 sobre el Ebitda, y muy por debajo de los 335 millones con los que cerró el año 2019. 

Todo ello lleva a Vidrala a señalar que existe un "favorable contexto de mercado" para su producto marcado por el aumento de la demanda de envases de vidrio que se incrementa con la vuelta a la normalidad tras la covid-19 y por su capacidad de reciclaje y sostenibilidad, aunque en el corto plazo reconoce que seguirán ajustándose los márgenes por el escenario inflacionista. 

Archivado en:

Destacados