Pásate al MODO AHORRO

Seis parques solares proporcionarán energía kilómetro 0 a las cuadrillas alavesas

Estos parques tendrán una extensión aproximada de una hectárea que generarán 1MW, lo que supone abastecer a unas 500 o 550 viviendas

Seis parques solares proporcionarán energía kilómetro 0 a las cuadrillas alavesas. / ArabaPress
Seis parques solares proporcionarán energía kilómetro 0 a las cuadrillas alavesas. / ArabaPress

La Diputación Foral de Álava y el Ente Vasco de la Energía han presentado la constitución de seis cooperativas energéticas en las Cuadrillas Alavesas de Añana, Ayala, Montaña Alavesa, Llanada Alavesa, Laguardia-Rioja Alavesa y Gorbeialdea, parala instalación de seis parques solares fotovoltaicos, uno en cada Cuadrilla-según el modelo de cooperativas Ekiola. El protocolo de colaboración para este proyecto se firmaba el pasado 22 de junio entre el diputado general de Álava, Ramiro González, y la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantza Tapia.

La población alavesa de las cuadrillas de Añana, Ayala, Montaña Alavesay Llanada Alavesa, Laguardia-Rioja Alavesa y Gorbeialdea, tendrá la ocasión de formar parte de las cooperativas energéticas para generar energías renovables, a través de parques solares que se ubicarán en su entorno más próximo. Estos parques tendrán una extensión aproximada de una hectárea que generarán 1MW, lo que supone abastecer a unas 500 o 550 viviendas. En algunos casos, como el de la Cuadrilla de Montaña Alavesa, esta energía podría ser la suficiente como para llegar a autoabastecerse. La intención es que para el próximo verano alguno de estos pequeños parques fotovoltaicos, en zonas no agrarias, estén ya en funcionamiento.

Las cooperativas no tendrán ánimo de lucro y permitirán el acceso de sus socios a la energía eléctrica generada por las instalaciones a las que se les asocien, a un precio equivalente al del coste de su generación.Las comunidades energéticas bajo el modelode cooperativas locales generarán una energía limpia de kilómetro 0,actuarán dentro del sistema eléctrico e irán acompañadas de sus administraciones locales y cercanas (ayuntamientos y juntas administrativas).

Cada cooperativa construirá y operará instalaciones con un coste de generación estable, por un plazo de operación muy prolongado (al menos 25 años) y que se gestionará para un volumen importante de personas o familias,de manera que las instalaciones tendrán las economías propias de un proyecto de mediana/gran dimensión.

Los resultados revertirán a los y las cooperativistas en sus facturas eléctricas, de manera que veránanualmente el resultado de la generación de su instalación, tanto en términos económicos como eléctricos, y podránevaluar suimpacto en términos ambientales, de sostenibilidad, de generación de riqueza para su entorno y de impacto en la propia economía de su consumo.

El 'boom' de las renovables en Euskadi

Ya se conocían los proyectos de Arasur, liderados por el Gobierno vasco e Iberdrola; el de Arrazua Barrundia, liderado por Solaria y que cuenta con la reticencia de algunos vecinos y el de Repsol que plantea una planta de unas 100 hectáreas y que analiza situar en las localidades alavesas de Comunión, Zubillaga y Fontecha. A todos estos ahora hay que sumar este nuevo convenio que incluye seis parques.

Las energías renovables se han convertido en un sector estratégico para salir de la crisis, afrontar la transformación energética y aprovechar las importantes cantidades de dinero anunciadas. Un clima que ha llevado a las empresas a activar toda su maquinaria para poner en marcha diferentes proyectos en este ámbito empujadas también por los anuncios de las administraciones. En el caso del Gobierno vasco, se ha marcado como objetivo duplicar la generación apoyada en energías renovables del 8% al 16% para 2030 y ha anunciado la necesidad de impulsar proyectos eólicos y fotovoltaicos en los que, además, se ha implicado directamente.

Aún sin la legislación preparada

El boom de las energías renovables sigue haciendo ruido en Euskadi, y más aún en Álava. Todo este goteo continuo de proyectos energéticos ha pillado a Euskadi sin la legislación preparada. El Plan Territorial Sectorial (PTS) de las Energías Renovables es la norma que debe diseñar y ordenar qué suelos del País Vasco se destinan para instalaciones eólicas o fotovoltaicas, entre otras, pero todavía se encuentra en preparación, muy lejos de aprobarse. Un vacío legal que no ordena la acumulación de iniciativas al calor del nuevo ´boom´ energético generando un punto de incertidumbre legal a su desarrollo, así como una preocupación en el sector agrario y en las zonas rurales.

El Gobierno vasco se ha marcado como objetivo duplicar la generación apoyada en energías renovables del 8% al 16% para 2030 y ha insistido siempre en la necesidad de impulsar proyectos eólicos y fotovoltaicos en los que, además, se ha implicado directamente. Por ello, desde el Gobierno vasco se ha apostado por no frenar los proyectos renovables mientras se ordena el uso de los suelos.

Lo más leído
Destacados