Pásate al MODO AHORRO

BBK marca perfil propio en su obra social en la que quiere promover las inversiones empresariales

Inaugura BBK Kuna, que será un laboratorio para "proyectos transformadores" y formación bajo el guión de la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de la BBK, Xabier Sagredo, en la inauguración de BBK Kuna. / IREKIA
El lehendakari, Iñigo Urkullu, y el presidente de la BBK, Xabier Sagredo, en la inauguración de BBK Kuna. / IREKIA

BBK ha iniciado su camino para marcar perfil propio en su Obra Social, como promotor de proyectos trasformadores, que tengan la innovación como epicentro. Dentro de la estrategia de la entidad, en la que se incluye iniciar la participación en empresas, y para lo que prepara ya un fondo de 200 millones de euros, ha presentado hoy el proyecto BBK Kuna, que será un laboratorio para "proyectos transformadores" y formación bajo el guión de la agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU.

El lehendakari Urkullu, que ha participado en la inauguración, ha señalado que Euskadi necesita "proyectos transformadores" que se desarrollen desde la cogobernanza y la colaboración. Como una especie de catarsis frente a la crisis: "La todavía reciente crisis económica-financiera o la vivencia de la pandemia han evidenciado que las necesidades globales requieren respuestas integrales. Las ideas y proyectos más innovadores surgen del trabajo multidisciplinar, la participación y el compromiso compartido" ha dicho. Un camino hacia la innovación sostenible en la que ha señalado la iniciativa  BBK Kuna como un "revulsivo" para  conseguir ese objetivo.

Urkullu ha participado en la inauguración de la renovación de ese edificio emblemático, transformado ahora para albergar un proyecto de innovación social, pionero a nivel internacional, que tiene como horizonte la puesta en marcha de proyectos que lleven al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)marcados por las Naciones Unidas y la agenda 2030.

Un espacio por la competitividad sostenible, en la que participan empresas, universidades y diferentes organizaciones, además de la participación de los vecinos del barrio donde se ubica, Bilbao La Vieja, y que irá destinada a buscar soluciones a problemas como el desempleo, la igualdad, el desarrollo de las industrias o la sostenibilidad. Además de formación en empleos de futuro y que arrancará con programación digital o ciberseguridad.

El presidente de la BBK, Xabier Sagredo, ha señalado que este proyecto supone la demostración de que "desde lo local también se puede hacer un mundo mejor" y ha señalado que todos "debemos contribuir para hacer un planeta más justo y sostenible". 

La importancia de este proyecto ha quedado patente en la representación del mundo económico y político que ha acudido al llamamiento de la BBK. Empezando por el lehendakari, hasta el alcalde de Bilbao Juan María Aburto, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, el presidente del EBB del PNV, Andoi Ortuzar, o la presidenta dl PNV en Bizkaia, Itxaso Atutxa, el secretario general del PSE en Bizkaia Mikel Torres, el presidente de Kutxabank, Gregorio Villalabeitia o los presidentes del Bellas Artes o del Euskakduna, entre otros. 

No es para menos, porque, como ha destacado Sagredo, "de las decisiones que tomemos ahora dependerá nuestro futuro", y este edificio quiere albergar el laboratorio en el que se genere el cambio. La 'Casa de los ODS' el sobrenombre que llevará a partir de ahora el edificio construido en 1916 por el arquitecto Ricardo Bastida, para cuidar a los hijos de jornaleros.

Durante su intervención , Urkullu ha pedido que igual que en Naciones Unidas, la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible han conseguido un gran consenso, esta agenda sea también  "motor de un gran consenso en Euskadi"; un empeño que persiguen "el Gobierno vasco, las instituciones públicas, el mundo de la empresa y el Tercer sector social", ha señalado.

En este sentido, ha llamado a "fomentar las actitudes innovadoras porque la autocomplacencia no es innovadora y la 'agenda 2030' nace, entre otras cosas, para combatir esa autocomplacencia", ha señalado.

En este marco, ha señalado que  en junio se aprobará el Programa Vasco de Prioridades de la Agenda 2030, un Programa que define siete compromisos tractores: Prevenir la pobreza y la exclusión; Promover la educación inclusiva; Revertir el cambio climático; Impulsar un urbanismo verde e inclusivo; Apostar por la salud pública como bien común; Asumir la sostenibilidad y corresponsabilidad en la economía; y Realizar una contribución a la paz y la convivencia.

Además, ha recordado que el 9 de noviembre se va a constituir el Foro Multiagente de Transición Social y Agenda 2030, un órgano para compartir el impulso de la Agenda mediante la colaboración interinstitucional y social. Un espacio para la gobernanza colaborativa.

 

 

 

Archivado en:

Lo más leído
Destacados