Pásate al MODO AHORRO

Un puente móvil de 470 metros en curva unirá Erandio y Barakaldo

La construcción del puente se iniciará previsiblemente a finales de 2022 y estará listo para 2024

EFE

La ria entre Barakaldo y Erandio. / EP
La ria entre Barakaldo y Erandio. / EP

El ingeniero alemán Mike Schlaich ha diseñado un puente para peatones y ciclistas de 470 metros de longitud con un trazado en curva que, previsiblemente en 2024, unirá ambas márgenes de la ría de Bilbao, entre los municipios vizcaínos de Erandio y Barakaldo, y que se podrá abrir en su parte central para el paso de barcos.

Tras la redacción del proyecto, ahora en marcha, la Diputación Foral de Bizkaia prevé licitar las obras tras el próximo verano, con lo que la construcción del puente se iniciaría a finales de 2022 o comienzos de 2023; dado que el plazo de ejecución será aproximadamente de 18 meses, la infraestructura podría estar en servicio en 2024, tras una inversión estimada inicialmente en 16,5 millones de euros.

El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha presentado este miércoles en Bilbao, junto al ingeniero Mike Schlaich, el diseño de la pasarela proyectada para viandantes y ciclistas, que será, ha dicho, "realmente espectacular" y entrará en el "catálogo de puentes internacionales" más destacados de este tipo.

Schlaich ha resaltado que, junto a su equipo, ha diseñado un puente "elegante" y ha avanzado que será un "desafío estructural" construir en curva los pilares sobre los que se sustentará la pasarela, entre 8 y 10, aún sin definir.

El puente debe salvar 240 metros de cauce de la ría entre las orillas de Erandio y Barakaldo, pero, según ha explicado el ingeniero, se ha alargado artificialmente la estructura con el diseño de tablero con un trazado en curva de 470 metros de longitud, y 6 metros de anchura, que reducirá la pendiente en la pasarela.

Sin ese trazado en curva, que deja el puente a 6 metros de altura sobre el nivel de la actual carretera de la ría, el acceso a la pasarela tendría una mayor pendiente y se convertiría en un "puerto de montaña" para las bicis, según ha indicado Rementeria.

El puente permitirá el paso de embarcaciones de hasta 6,5 metros de gálibo en pleamar y, para posibilitar la navegación de barcos de más grandes, se abrirá en su parte central con dos mecanismos giratorios que formarán un canal de navegación de 50 metros de anchura. Se estima que se abrirá entre 100 y 120 veces al año.

La pasarela, que tendrá diferenciado el uso peatonal y ciclista, permitirá también el paso de vehículos de emergencia, como ambulancias y bomberos, y será "habitable" ya que se posibilitará la instalación de bancos y zonas de esparcimiento, según ha destacado Rementeria.

Ha puesto de relieve también que el puente no tendrá "puntos ciegos", lo que es importante desde el punto de vista de la seguridad.

Mike Schlaich, profesor de la Universidad de Berlín y considerado un referente internacional en el diseño de grandes estructuras, ha destacado que se trata de un puente ligero, integrado en el entorno, con poco impacto visual y eficiente por su optimización de materiales y peso. Esta pasarela es su primera obra en Euskadi.

Rementeria ha resaltado que este puente servirá para "unir más a Bizkaia" con esta conexión entre las márgenes izquierda y derecha de la ría.

La Diputación liga este proyecto con el bulevar ciclopeatonal que unirá Bilbao y Getxo por la orilla derecha de la ría, y cuya finalización también se prevé para 2024.

La construcción del puente creará un nuevo espacio de 400 metros cuadrados en Erandio para el disfrute de los vecinos. En Barakaldo, la pasarela aterriza en una zona de esparcimiento junto a la ría.

Las alcaldesas de Barakaldo y Erandio, Amaia del Campo y Aitziber Oliban, respectivamente, han destacado que el puente será un "eje de movilidad sostenible" entre ambas márgenes de la ría, servirá para cruzar el cauce de manera "cómoda y segura" y constituirá un nuevo atractivo turístico. "Erandio y Barakaldo estarán más cerca que nunca", ha dicho Del Campo. 

Destacados