Pásate al MODO AHORRO

Arranca un nuevo curso y afrontamos el final de un año que debiera ser el de la recuperación de los niveles previos a la pandemia. El lehendakari daba el pistoletazo a la temporada política en el primer consejo de gobierno tras el verano, en San Sebastián, señalando que los síntomas económicos ya apuntan una "normalidad". 

Pero todavía quedan retos importantes. Uno de ellos ha llegado sin avisar. Debe ser un efecto secundario del covid y de las restricciones mundiales a las que nos ha obligado: El incremento de los costes de materias primas y la falta de suministros que se antojaba como algo exótico el pasado invierno empieza a ser un problema de pantalón largo al que no se ve más solución que el "esperemos a que se equilibren los mercados" o el de "parece algo transitorio y no estructural". 

El incremento de los costes de materias primas y la falta de suministros que se antojaba como algo exótico el pasado invierno empieza a ser un problema de pantalón largo al que no se ve más solución que el "esperemos a que se equilibren los mercados" o el de "parece algo transitorio y no estructural"

La fábrica más grande de Euskadi, Mercedes, ha tenido que frenar en seco. Un ajuste de producción que puede ser de hasta 20.000 unidades sobre la cifra fijada en abril de 148.000. Este 2021 la producción de la fábrica alemana será la más baja de los últimos años y superará por poco las 125.000 furgonetas del año pasado, el ejercicio del coronavirus. Y todo por la falta de suministros, los microchips. 

El sector de la automoción vasca y el del metal, los más importantes, ya han señalado la preocupación que esto está provocando. Una alerta que ya se disparó en el acero y la siderurgia y que también ha cargado la mochila del inicio de curso del sector eólico. Y si faltaba algo, la energía en máximos históricos. Uno de los elementos que más impacta en los costes de la industria. 

No parece que el Banco Central Europeo en su reunión de esta semana termine por finiquitar el uniforme escolar del nuevo curso con la sombra de una subida de tipos de interés que fastidiaría el esfuerzo inversor privado y el endeudamiento de las administraciones para afrontar la ejecución de los fondos europeos. 

Habrá que conjugar nuevos verbos y aprender otras tablas de multiplicar, las que nos aportarán los fondos europeos. Y, entre las asignaturas pendientes, la reforma fiscal, el absentismo laboral y el reto del talento y la formación

Entre los nuevos alumnos de la clase, damos la bienvenida al nuevo consejero delegado de Euskaltel, Meinrad Spenger, que ya se presentó la semana pasada a la plantilla. Otra incógnita será el comprador de ITP, así como el destino de los 800 millones que los propietarios vascos de Solarpack van a obtener de la venta de la compañía. Importante es también ver la resolución del conflicto de Tubacex o la recuperación del otro gigante 'tubero', Tubos Reunidos.

El objetivo de conocimiento será empezar a conjugar nuevos verbos y aprender otras tablas de multiplicar, las que nos aportarán los fondos europeos. Y, entre las asignaturas pendientes, la reforma fiscal que trabajan las diputaciones, el absentismo laboral que la patronal le contó por 'lo bajini' a la ministra de Trabajo en su visita a Euskadi del viernes y el reto del talento y la formación. 

¡Buen arranque de curso!

 

Destacados