Pásate al MODO AHORRO

La práctica totalidad de los intentos de echar una mano al comercio local con centros comerciales online se han estrellado con la indiferencia de los consumidores. Es decir, con el fracaso más absoluto de lo que parece más una muestra más de localismo paleto que de generación de riqueza. ComercioVasco.com o Cocouse, eran privadas, pero la gran mayoría han sido públicas o han contado con fuerte apoyo institucional y han quemado ingentes cantidades de dinero.

La más escandalosa, por el importe gastado, es la vizcaína Eup!, aunque existen versiones alavesa (Araba Market), donostiarra (dssmarketplaza.eus), eibarresa (Blokal), elgoibartarra (Elgoibar Klik), zornotzarra o baracaldesa (BarakaldoStore). Tras una inversión que en tres años va a llegar a los 3 millones de euros, "el amazon vizcaíno" aspira a "digitalizar el comercio local" y dar así arraigo, ese término tan de moda en Euskadi, a las tiendas físicas.

Los fondos los aporta Fundación BBK, el promotor del proyecto, aunque ha contado con una generosa subvención de la Diputación por importe de 800.000 euros. Más de una cuarta parte de ellos se han invertido en el desarrollo tecnológico, encargado a la consultora Merkatu, actualmente en manos de Teknei. Otra parte, que hasta octubre de este año no había pasado de los 55.000 euros, se ha dirigido a hacer publicidad, especialmente en prensa y radio.

 

Tras una inversión que en tres años va a llegar a los 3 millones de euros, "el amazon vizcaíno" aspira a "digitalizar el comercio local" y dar así arraigo, ese término tan de moda en Euskadi, a las tiendas físicas

 

Curiosamente, la Diputación de Bizkaia ya había subvencionado anteriormente otro proyecto con unas aspiraciones similares, BizkaiaDigitalMarket. En este caso, el promotor fue Cecobi, la patronal del pequeño comercio del territorio, que aspiraba en 2016 a dar presencia virtual a más de 300 tiendas de Bizkaia. Eso sí, su objetivo difería del de Eup! en cuanto no gestiona los pagos, algo demasiado tentador para Kutxabank. La subvención también fue más pequeña: 33.000 euros.

¿Ha funcionado? BizkaiaDigitalMarket sigue online pero su Instagram, única red social que mantiene activa, tiene más seguidos que seguidores, apenas 300, y su última imagen es de abril de 2020. Lo de Eup! es más grave. Hasta octubre de este año apenas había registrado 149 pedidos con una facturación total de 5.736 euros. Algo menos de media compra por cada tienda adherida tras varios meses de actividad.

 

Todos han nacido como iniciativas puntuales que, una vez hecho el anuncio y la nota de prensa, no se mantienen y especialmente no se promocionan

 

¿Mejorarán los resultados en el futuro? Los antecedentes indican que no. Tal y como explicaba recientemente Jaime Gómez-Obregón, un ingeniero cántabro que ha estudiado a fondo los marketplaces locales, la Junta de Andalucía y el Gobierno de Cantabria se gastaron, respectivamente, un millón y un 15,5 millones de euros en centros comerciales virtuales que a día de hoy están cerrados por su bajo funcionamiento.

Todos han nacido como iniciativas puntuales que, una vez hecho el anuncio y la nota de prensa, no se mantienen y especialmente no se promocionan. Compiten, además, con colosos como Amazon que han logrado fidelizar a sus clientes a base de un servicio cuidado hasta el extremo en todos sus detalles. Por no hablar de las economías de escala que rigen en la Red y que juegan en contra de los marketplaces locales.

Los comerciantes son adiestrados para subir sus productos a la web y poco más. Lo contaba en Radio Bilbao una tendera de libros que creó su rinconcito en Eup! y que ahora siente que no ha funcionado. "Hemos pasado muchas horas para meter muchos productos, pero no me he visto compensada. Además, después de lanzarse la plataforma aquí no ha habido ayuda como al comienzo", explicaba.

Archivado en:

Lo más leído
Destacados