Pásate al MODO AHORRO

Hay días que es mejor no levantarse. Por ejemplo, un martes cualquiera, con rueda de prensa, en tiempos de pandemia. La cara del portavoz del Gobierno vasco, Bingen Zupiría, era un poema, a pesar de la mascarilla. Todavía está dando las gracias al adminículo que le ahorró una mayor exposición. Ya estaba el tema complicado con el cese del alto cargo y miembro del LABI, Ibon Etxeberria, o con el descontrol del virus en Plaza de Haro, 4 de Santutxu, Bilbao (seis fallecidos, 30 positivos), por ejemplo, cuando entró en directo la noticia de que Tribunal Superior del País vasco (TSJPV) había decretado la suspensión cautelar del cierre de la hostelería. Ahí empezaron los balbuceos.

Mientra tanto, Gotzone Sagardui, titular de Salud, y compañera de rueda de prensa de Bingen Zupiría, que acababa de cesar a su director de Régimen Jurídico, Económico y Servicios Generales, tenía cara de estar pensando lo bien que vivía ella como concejala del Ayuntamiento de Bilbao, o como parlamentaria en Vitoria-Gasteiz, o como funcionaria de la UPV/EHU. Mátame camión.

Los protocolos son esos documentos que lo mismo te dicen cómo hay que vacunar que cuándo hay que cerrar los bares. La consejera Sagardui siempre ha mantenido que eran claros y rotundos. Por eso los está cambiando permanentemente

El todo acumulado encima y sobre el Gobierno vasco da la sensación de asedio. De general (falso) Custer rodeado de indios y a punto de pagarlas todas juntas. No es para tanto. Y además el asedio no tiene como protagonistas a los sindicatos, ni a la oposición política, ni al gobierno de Madrid. No. Los pieles rojas son estos:

Los protocolos

Los protocolos son esos documentos que lo mismo te dicen cómo hay que vacunar que cuándo hay que cerrar los bares. La consejera Sagardui siempre ha mantenido que eran claros y rotundos. Por eso los está cambiando permanentemente. En el caso que nos ocupa –Ibon Etxebarria, el alto cargo que se va a jugar al golf fuera de su municipio-, igual que en los guasaps que cruzó con el dimitido gerente de Santa Marina, la responsable de Salud habla del espíritu del protocolo frente a la literalidad (en el caso de los guasaps hablaba de diferentes interpretaciones del texto escrito). Yo no se qué quiere decir, pero el caso es que, primero, Etxebarria había hecho bien (literalidad) y luego se le ha cesado (espíritu). Están jugando con nuestras mentes. Nos hacen luz de gas. Estáis avisados.

Los vecinos de Plaza de Haro

En esta comunidad del barrio bilbaíno de Santutxu han fallecido seis personas en apenas 15 días. La comunidad ha colocado carteles recomendando el uso individual del ascensor, ventilar la escalera comunitaria y no tocar directamente los botones de los elevadores y la barandilla. Entre los vecinos hay “temor y desconcierto” al no conocerse exactamente el origen del brote. La consejera dice que están trabajando en ello. Los vecinos siguen, literalmente y en espíritu, cagados.

Tribunal Superior de Justicia del País Vasco

Candidato oficial a héroe de la semana. Con decirle que hoy usted encontrará los bares abiertos gracias a él, al TSJPV, se lo digo todo. ¡Qué órgano! ¡Qué institución! El TSJPV ha dictado una cautelar sobre el cierre de la hostelería dictado por el Gobierno vasco para aquellas poblaciones con más de 500 positivos por 100.000 habitantes. El Gobierno vasco tendrá que demostrar, entre otras cosas, que no es un cierre discriminatorio frente a otras actividades que permanecen abiertas en las mismas circunstancias.

El 'mini Rahm' y la portavoz autorizada

Los infiltrados. Uno, Ibon Etxebarria, director de Régimen Jurídico, Económico y Servicios Generales del Departamento de Salud y miembro del Labi, una especie de comisión de expertos que aconseja al lehendakari sobre la pandemia. El jebo resulta que se fue el otro día desde Bilbao a Laukariz a jugar al golf. Dando ejemplo. Luego ya no estaba jugando al golf, fue a hacer footing y no se qué. No me digan que no es un topo de manual. De libro de LeCarré. Pensó “cumplo la literalidad de los protocolos aunque me salte el espíritu”. Pero, amigo, el crimen no paga. Te han pillado.

Y dos, la portavoz autorizada del Departamento de Salud que afirmó que los decretos del 23 de enero y del 12 de enero (esperemos que no los eche un ojo el TSJPV) permitían la actividad física al aire libre en otros municipios. Y que dijo que desde Zuzenean –servicio de atención ciudadana- se respondía de forma afirmativa a quienes preguntan por esta cuestión. Ambas aseveraciones de la portavoz autorizada se han desvelado falsas. El 'mini Rahm' ha sido cesado, luego no se permiten, y Zuzenean dice no, que no se puede.

No sabemos si esta portavoz ha sido ascendida. Tampoco sabemos –y a mi me interesa más-, quién autorizó a decir ayer lo que hoy iba a desmentir la consejera. Con la ejemplar trayectoria que llevan, no me extrañaría que hasta en Lehendakaritza hubiera voces exigiendo la refundación del Departamento de Salud.

Ambas aseveraciones de la portavoz autorizada se han desvelado falsas. El 'mini Rahm' ha sido cesado, luego no se permiten, y Zuzenean dice no, que no se puede

Si usted se fija es posible que vea, entre las sombras, a jeltzales desconsolados suspirando por aquellos tiempos del mando único, cuando desde el PNV se ordeñaba periódicamente al gobierno central a cambio de aprobarle una prórroga del confinamiento. ¡Qué bien se vivía reclamando una gobernanza común! ¿A quien se le ocurrió reclamar el control de la pandemia? Todavía lo están buscando por los sótanos de Sabin Etxea.   

En definitiva, un día de perros. La tormenta perfecta. Con faldas y a lo loco. Esto solo puede estropearlo una noche de mozkorra borroka, la señora Iriarte homenajeando en público a Troitiño o Margarita Robles mandando la UME a desinfectar el edificio del número 4 de la Plaza de Haro. En fin, que ha quedado un día como para nombrar a un vasco, a poder ser de Bilbao, jefe del Estado Mayor de la Armada española. Para provocar.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído