Pásate al MODO AHORRO

2 restaurantes andaluces en Donostia: el sabor del sur en el norte

El jamón de Trevélez de Granada, el pescaíto de Cádiz o la pringá de Sevilla son algunos de los platos de la gastronomía andaluza que se pueden degustar también en Euskadi

Noelia Hontoria

Aceitunas aliñás, uno de los habituales en los restaurantes andaluces / Michaelmep EN PIXABAY
Aceitunas aliñás, uno de los habituales en los restaurantes andaluces / Michaelmep EN PIXABAY

Salmorejo, gazpacho, pescaíto frito, pestiños, alfajores, pringá… La gastronomía andaluza es muy rica, muy variada y, sobre todo, deliciosa. Un auténtico placer al que no hay que renunciar solo por estar lejos de las tierras sureñas con más duende y arte. En el norte también se puede disfrutar de buenos restaurantes andaluces, como, por ejemplo, El Pescaíto de la Bahía de Cádiz o el Arrikitaun, ambos en Donostia y con muy buenas críticas tanto por los entendidos como por el público.

El color de los locales, pero sobre todo la carta repleta de recetas con sabor a sur son las claves de su éxito. Sillas de colores, macetas o abanicos y trajes de flamenca en sus paredes pueden dar la sensación, en un primer momento, de que estos restaurantes andaluces rozan el esperpento, pero nada más lejos de la realidad. Es precisamente este valor diferencial el que consigue trasladar al visitante hasta Sevilla, Córdoba, Cái o Graná sin moverse de San Sebastián.

Arrikitaun

Gazpacho / Ирина Кудрявцева EN PIXABAY
Gazpacho / Ирина Кудрявцева EN PIXABAY

Arrikitaun es el sueño cumplido de Ángel y Mayca, un matrimonio andaluz con un montón de años a sus espaldas viviendo en tierras vascas. El encanto del norte no les hizo olvidar la magia del sur, por lo que un día decidieron llevar Andalucía hasta Donostia y crearon Arrikitaun, su pequeño rincón andaluz en Euskadi. Es uno de los restaurantes andaluces de visita imprescindible para quienes quieran tomar la mejor comida del sur, con recetas originales e ingredientes de primera calidad, con un precio digno de tierras andaluzas y un ambiente único. 

En su carta destacan los surtidos de ibéricos, los surtidos de pescaíto frito, las lágrimas de pollo, las papas escozías, el salmorejo, las tortitas de camarones, los montaditos de pringá o el pantojito, entre otros. El visitante caerá en el embrujo de los farolillos, los mantos de flamenca o las macetas en las paredes, a la vez que degusta estas recetas autóctonas. Arrikitaun se encuentra en Igara Bidea, 19, fuera del Casco Antiguo de la ciudad.

El pescaíto frito de la Bahía de Cádiz

Jamón serrano / Tobias Herrmann EN PIXABAY
Jamón serrano / Tobias Herrmann EN PIXABAY

Su nombre no deja nada a la imaginación y el comensal ya sabrá lo que se va a encontrar aquí incluso antes de abrir la carta. El pescaíto frito es una de las señas de identidad de Cádiz, donde es habitual comprarlo en “cucuruchos” para llevar o para comérselo en las mesas que se encuentran fuera de las freidurías. Entre los restaurantes andaluces de Donostia, este es precisamente el que está más especializado en pescado de Andalucía, especialmente en atún de almadraba, camarones, gambas y chocos.

Las recetas de la cocina gaditana que se pueden encontrar aquí son, por ejemplo, atún a la plancha, pulpo a la gaditana, merluza a la plancha, surtidos de pescaíto frito, albóndigas de chocos y gambas al Jerez o garbanzos con su pringá. La calidad de la materia prima es de auténtico lujo y sus precios son razonables. El Pescaíto Frito de la Bahía de Cádiz se encuentra en la Plaza José María Sert, 2, a unos 700 metros de la playa de Ondarreta, por lo que el mar no queda muy lejos.

Gastronomía en los restaurantes andaluces

La gastronomía andaluza es una de las más ricas de España. Está basada en pescado, pero también en hortalizas, frutas, verduras, carnes y embutidos. Si se quiere ir sobre seguro a la hora de pedir en estos restaurantes andaluces, hay una serie de platos que son la joya de la corona de estas recetas de la zona sur de España. Sus influencias árabes se enriquecen con la gran variedad de materias primas de primera calidad que dan las tierras y los mares de esta extensa comunidad autónoma.

No pueden faltar en la comanda los cucuruchos de pescaíto frito de Cádiz, las habas con jamón de Trevélez de Granada o las gambas de Huelva cocidas. El salmorejo de Córdoba o las aceitunas aliñás de Jaén son dos excelentes entrantes. Y para estómagos que busquen recetas bien contundentes, las migas de Almería o la pringá de Sevilla son capaces de satisfacer hasta a los comensales más exigentes. Y como broche de oro, las yemas del Tajo de Ronda, típicas de Málaga, son el colofón final a una comida de matrícula de honor.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados