Pásate al MODO AHORRO

Bizkaia: las pozas más desconocidas para bañarte en plena naturaleza

Quienes buscan dónde bañarse en Bizkaia, más allá de las playas masificadas en verano, cuentan con una atractiva alternativa. Las pozas existentes en este territorio les permiten disfrutar de un chapuzón en medio de parajes naturales de gran belleza.

Pozas de Bizkaia / PIXABAY
Pozas de Bizkaia / PIXABAY

Las pozas son pequeños oasis alejados del bullicio de la gran ciudad. No en vano, la naturaleza casi virgen que las rodea proporciona un entorno único, lleno de paz y tranquilidad. Sin embargo, pese a provocar la sensación de estar alejadas a cientos de kilómetros del asfalto, se sitúan a pocos minutos de los núcleos urbanos de este territorio.

¿Dónde bañarse en Bizkaia durante la temporada estival?

Estas pozas en Bizkaia son el lugar ideal para refugiarse durante los días de vacaciones y olvidarse de las preocupaciones. También ayudan a combatir las altas temperaturas con un baño refrescante rodeadas de árboles y plantas. En los siguientes tres enclaves, parejas, familias y cuadrillas de amigos tienen, a buen seguro, un excelente destino dónde bañarse en Bizkaia.

Poza de Usako / OÑATITURISMO.EUS
Poza de Usako / OÑATITURISMO.EUS

1. Cascada el Chorretón

Se encuentra en el Valle de Karranza, en las cercanías de La Calera del Prado. Los saltos de agua que se suceden entre las rocas desembocan en esta poza. El paisaje resulta especialmente idílico, sobre todo, visto desde el centro de la superficie del agua, rodeada de vegetación.

No es extraño avistar algunas de las aves que habitan en el corredor fluvial del río Calera. Ese es el caso de los pinzones, los jilgueros y los verderones, entre otras especies.

Para acceder a la cascada el Chorretón, existe una ruta que puede llevarse a cabo a pie con total comodidad. El itinerario parte desde un entorno natural en el que se encuentra una vaqueriza y una ermita que ha sido recientemente restaurada.

2. Molino de Belandia

Como salida de las páginas de un cuento para niños protagonizado por duendes y otros seres mágicos. Así es esta bonita piscina natural perteneciente a la localidad de Orduña. Debe su nombre tanto al concejo de Belandia en el que se incluye como al antiguo molino de piedra que se erige en su orilla.

Quienes busquen dónde bañarse en Bizkaia no podrán resistirse a un paraje cargado de magia como este. Sin duda, un enclave ideal para pasar una plácida jornada. La experiencia puede, además, completarse con una ruta de senderismo trazada a través del bosque de ensueño que la rodea. Existen varios itinerarios, algunos de ellos circulares.

3. Pozubaltz

La cascada de Oromiño se nutre de las aguas que caen desde el Monte Oiz. El entorno conformado por árboles, rocas y plantas da lugar a una poza espectacular. Aunque está en los límites del municipio de Iurreta, podría pasar perfectamente por un cenote de los existentes en otras latitudes lejanas. No es de extrañar que este espacio les recuerde a los visitantes a una selva que se extiende lejos de la civilización.

También se la conoce por el nombre de Pozubaltz o, lo que es lo mismo, pozo negro. Este sobrenombre en euskera es resultado de la profundidad de su fondo y el color de las aguas. En la actualidad, en cambio, estas son cristalinas y permiten contemplar sus fondos.

Las pozas de Zaldibartxo y otras piscinas naturales de Euskadi

Gipuzkoa y Álava presentan, igualmente, piscinas naturales no exentas de atractivos. Entre estas últimas se encuentran las pozas de Zaldibartxo, próximas a Sarria, que completan su oferta de ocio con senderismo y espeleología.

La de Sagar Erreka, en Soraluze, y la de Usako, en Oñati, son otros de los lugares guipuzcoanos más especiales. A estos se suman las pozas del Urumea, la piscina del puerto de Mutriku y las piscinas naturales de Espejo.

Por tanto, los lugareños y turistas tienen diferentes posibilidades de dónde bañarse en Bizkaia, así como en las provincias vecinas.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Destacados