Pásate al MODO AHORRO

'El Conquistador del Caribe' empieza con mucho carácter y demasiadas incógnitas

En un estreno un tanto tedioso, el programa de EITB solo presenta a las mujeres que concursan y a las tres capitanas, pero no aclara si también habrá hombres en esta edición del reality

El Conquistador del Caribe./ EiTB
El Conquistador del Caribe./ EiTB

Cuando un 'reality show' cumple dieciocho ediciones y sigue batiendo récords de audiencia, se convierte en algo más que un programa de televisión, acaso en un fenómeno sociológico digno de estudio. Es lo que ocurre con en 'El Conquistador', transmutado ya en un acontecimiento en el País Vasco y que este lunes volvió a EITB con un estreno un tanto tedioso que dejó demasiadas incógnitas sin despejar.

El primer capítulo de El Conquis consistía a priori en presentarnos al elenco de concursantes. Así fue, aunque solo en parte. Porque el programa conducido por el incólume Patxi Alonso -para este hombre no pasa el tiempo, podríamos llamarle El Jordi Hurtado vasco- sólo enseñó al público a las mujeres que concursan y a las tres capitanas, pero no aclaró si también habrá hombres en esta edición.

Puestos a dejar cuestiones en el aire, quizás para mantener al público en vilo y haciendo cábalas hasta el próximo lunes, los hacedores de El Conquis tampoco desvelaron cuál de los equipos -los tradicionales verde, rojo y azul- lideran Nahia, Bego y Andrea. Ni, por ende, qué concursantes están con cada una de las capitanas. Ni cómo son los tres campamentos donde se alojan los grupos. Ni si hay cambios relevantes en el formato o se utiliza su fórmula tradicional. Ni nada de nada.

Mentiríamos si no reconociésemos que la cosa se hizo un tanto larga, incluso por momentos aburrida, pero al mismo tiempo resultó interesante, porque esta presentación a medias engarza con uno de los motivos por los que este programa triunfa desde hace 17 años: su casting. Nunca defraudan los elegidos para competir. Y este año la tónica parece la misma.

A falta de conocer a los hombres que seguramente estarán en la aventura de la República Dominicana, el grupo de féminas es de lo más variopinto, con algunos perfiles a los que por ahora definiremos como llamativos. Desde una inventora de tablas de surf hasta una estilista más preocupada por qué ropa ponerse pasando por una profesora de zumba, una amante de los tacones de punta eterna o una joven a la que presentaron sin la forma física que se requiere para un concurso así. La mayoría, en cambio, sí se caracteriza por exhibir incontables habilidades deportivas y músculos para aburrir.

Las unas y las otras, las frikis y las competidoras, sí coinciden en sus caracteres fuertes, diríase que propensos al enfrentamiento -“yo no me callo nada”, “si me buscan me encuentran”, “siempre quiero tener la razón”, etcétera-. Se atisban, por tanto, potentes discusiones, si se tiene en cuenta que estas concursantes padecerán momentos difíciles, asediadas por los bichos, el hambre y la presión del concurso.

Por si el cocido no estaba lo suficientemente fuerte, faltaba un ingrediente que lo convierte en explosivo para muchos estómagos. Porque en este episodio inaugural sí nos contaron que el compañero de faenas de Julian Iantzi como urdidor y árbitro de las pruebas será David Seco, un histórico del programa que nunca ha destacado por su simpatía.

Dijo Alonso que este año el programa “será más extremo que nunca”. Seguramente tenga razón. Pero para comprobarlo habrá que esperar a que el concurso empiece de verdad.

Destacados