Pásate al MODO AHORRO

Euskadi dog friendly: lugares y establecimientos donde tu mejor amigo también es bienvenido

Rincones donde no pondrán problema alguno para estar con tu animal de compañía

Victoria Herrero

Hay rincones donde no pondrán problema alguno para estar con tu animal de compañía. / DE ROSS SOKOLOVSKI EN UNSPLASH
Hay rincones donde no pondrán problema alguno para estar con tu animal de compañía. / DE ROSS SOKOLOVSKI EN UNSPLASH

En España hay censadas alrededor de 13 millones de mascotas o animales de compañía domésticos. De ellas, buena parte son perros que en muchas ocasiones forman una parte esencial de la familia de tal manera que comparten todo con los miembros de esta; viajes incluidos. Pero no solo estancias fuera de casa. Son muchos los dueños de canes que les gusta eso de salir con el perro, pero no solo a pasear; sino también a hacer sus compras, disfrutar de una comida e incluso pararse a tomar un café en un establecimiento.

Es por eso que desde hace unos años ya existe una guía elaborada por el Gobierno Vasco. Un decálogo donde no solo se incluyen las principales recomendaciones si uno viaja y se desplaza con animales, preferentemente perros, para tener en cuenta ciertos consejos relativos al respeto con el resto de viajeros o viandantes. Documentación donde además también se encuentran aquellas rutas, lugares o establecimientos donde no hace falta que uno deje el perro atado a la entrada. Los amigos de cuatro patas son bienvenidos en estos hoteles, lugares, comercios y espacios de restauración. 

Euskadi dog friendly / DE DAREK BARANOWSKI EN UNSPLASH

Euskadi dog friendly / DE DAREK BARANOWSKI EN UNSPLASH

Bilbao

Comenzando la ruta más amigable para las mascotas en la capital bilbaína son muchos los establecimientos de hostelería donde poder tomarte una cerveza, un café y disfrutar de una agradable comida no solo con otro comensal. También con tu mascota más fiel. Así ocurre en negocios como el restaurante Zubizuri, Coopola Bilbao, Txocook o Café Nervión. En cambio, si lo que se necesita es pasar la noche siempre se puede hacer en estos hoteles; eso sí, previo pago de una tasa por el alojamiento del perro. Es lo que sucede en el Hotel Artetxe (15 euros), el Meliá Bilbao (30 euros) o el Bilbao Hostel por unos 6 euros por mascota. 

No solo para comer algo y dormir. En la capital vizcaína y alrededores se pueden hacer compras y recados sin problema alguno en estos comercios que no pondrán ninguna pega si te ven atravesar la puerta del mismo acompañado de tu perro. Es el caso de la Óptica Jesús, el espacio de Decoración Julio Aristin y en Le Cabaret Peluquería. Pero si uno quiere salir un poco del espacio urbano, nada como acercarse hasta rincones naturales como es el caso de los siguientes parques de la ciudad: Amézola, Miribilla, Sarriko, Encarnación, Eskurtze o Europa

Vitoria-Gasteiz

Si una persona vive en la capital alavesa con su animal doméstico o bien acude por unos días a visitarla en compañía de esta, sería bueno que conociese estos lugares, rutas, medios de transportes y establecimientos donde el perro puede entrar con total tranquilidad. Así, se puede ir con él usando el tranvía (siempre que vaya sujeto con su correa), así como en el servicio municipal de autobuses urbanos cuando el can es pequeño y viaje en su debido transportín para no incomodar al resto de pasajeros.

Por el contrario, si lo que se desea es conocer rutas para el esparcimiento canino, nada como el parque alrededor de la catedral nueva, el Parque del Prado y el de La Florida; así como las zonas que pertenecen a la Red Natura 2000. Es el caso de Salburua, Zadorra, Robledales Isla de la Llanada Alavesa y los Montes Altos de Vitoria. Y tras el energizante paseo, una fantástica opción es recargar pilas en Velvet Bakery, Dazz Gasteiz o Café Buna, entre otros, o bien descansar toda la noche en hoteles como el aparthotel Jardines de Aristi que cobra un suplemento de 10 euros por permitir la nocturnidad del perro, así como en el hotel Achuri. 

Donostia-San Sebastián

La ruta para los amantes de los perros por el País Vasco termina en la bella ciudad a orillas del Mar Cantábrico donde uno puede disfrutar de la compañía de su mascota junto al agua, mientras degusta plácidamente bocados de su afamada gastronomía en forma de pintxos. ¿Dónde? En locales como el Bar Amazonas o La Gaviota Cervecería. Tras el almuerzo, nada como ir a hacer unos recados a la librería Kaxilda o visitar la exposición de baño y sanitarios en Mosaico.

Un recorrido que puede tener algún que otro percance. No hay problema. Siempre se puede acudir a Katamotz Centro Holístico, la clínica veterinaria donde atenderán a la mascota ante cualquier problema de salud. Además, ofrecen servicio de peluquería y espacio de autolavado. El broche de oro perfecto para un día en compañía y con una experiencia de lo más agradable para el can. 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído