Pásate al MODO AHORRO

Mucho "lololo" y pocas nueces

Lección femenina en el episodio de 'El Conquis'. En un exigente reto final, Leire y Camino imponen su ley a Asier, que se vuelve a casa

Iban trata de consolar a un derrotado Asier.
Iban trata de consolar a un derrotado Asier.

El episodio de esta semana de 'El Conquistador del Caribe' no pasará a la historia de la televisión. No fue una competición memorable ni nada similar. Pero sí fue una auténtica lección femenina a sus rivales. Tras una prueba por equipos simplemente desastrosa, llegó un exigente reto final donde Leire y Camino impusieron su ley a un Asier que quedó eliminado. Mucho "lololo" y pocas nueces del equipo masculino. 

Gane quien gane las pruebas, lo cierto es que seguimos de enhorabuena. Porque ya decíamos la pasada semana que 'El Conquis' está recuperando su esencia: una dura competición que va mucho más allá que un 'reality', porque las capacidades físicas están por encima de las ñoñerías y vaivenes emocionales típicos de otros concursos. Esto volvió a quedar claro este lunes, porque las pruebas a las que se enfrentaron los competidores requerían fuerza, técnica y templanza para superarlas. 

La primera de esas pruebas, esa en la que se enfrentaban los tres equipos, fue un desastre sin paliativos. En una prueba clásica del programa, esa en la que los contendientes están enjaulados y se las tienen que ingeniar para salir de allí con una cuerda y algo de suerte, todos naufragaron. Pero sobre todo se equivocaron los rojos y las verdes, que al intentar salir perdieron la cuerda y se quedaron sin opciones. Así, los azules que capitanea Bego ganaron sin hacer gran cosa, solo por aquello de ser los menos malos de la contienda. Felicidad más que merecida para ellos tras mucho sufrimiento en semanas anteriores.   

En la prueba final cambiaron las tornas. Los tres concursantes que se jugaban la supervivencia en el programa tenían que trepar palmeras valiéndose de piolets, recoger cocos, volver a tierra firme y allí cortarlos y vaciar su contenido. Ganaba quien más líquido lograse. Otro clásico de este programa al menos desde que se graba en la República Dominicana. Conviene reiterar que el esfuerzo que se necesitaba para llevarse la victoria no era poco ni resultaba sencillo. Y, como se ha dicho, finalmente Asier perdió la batalla con claridad frente a Leire y Camino. Su derrota, merecida, supone también algo más. 

Porque desde el inicio de esta edición, y más aún desde que se separó a los concursantes por equipos, en 'El Conquis' se ha escuchado un grito. Una melodía muy futbolística y bastante cansina. Un "lololo" que repite una y otra vez por cualquier motivo el equipo rojo, formado únicamente por hombres. Para muchos espectadores, incluso, el grito en cuestión evidencia los altos niveles de testosterona, aunque tal vez este juicio resulte exagerado y solo se trate de una forma de divertirse con reminiscencias futbolísticas. En todo caso, es indisctuble que este "lololo" es el grito de guerra del equipo masculino. Y uno de los 'cantantes' habituales era precisamente Asier, ahora eliminado. 

Así las cosas, lo sucedido este lunes puede sintetizarse, como ya se ha dicho, con que vimos mucho "lololo" y pocas nueces. No faltará la polémica, porque la capitana de los rojos, Andrea, siempre excesivamente criticada, designó para la prueba final a Asier y no a Urko Vera, el exfutbolista profesional que había fallado en el juego por equipos y quería medirse voluntariamente para restañar su error. Se dirán unas cuantas cosas, pero como admitió el perdedor, por cierto con gran deportividad, fue él quien no estuvo a la altura.  

Archivado en:

Destacados