Pásate al MODO AHORRO

Plan de fin de semana: La Ruta de los Tres Templos

El Camino Ignaciano comienza en Azpeitia y recorre en su primera parte tres santuarios cristianos destacados

El Santuario de Arantzazu forma parte de la Ruta de los Tres Templos. / Keta EN CREATIVE COMMONS
El Santuario de Arantzazu forma parte de la Ruta de los Tres Templos. / Keta EN CREATIVE COMMONS

Uno de los planes de fin de semana más atractivos para los amantes de la cultura, de la historia y de las tradiciones es, sin lugar a dudas, seguir los pasos de Ignacio de Loyola y recorrer a pie, en bicicleta o en un vehículo motorizado la conocida como Ruta de los Tres Templos.

Su denominación explica perfectamente en qué consiste el Camino Ignaciano, es decir, el inicio del recorrido que el santo comenzó allá por 1522 hasta llegar a la localidad catalana de Manresa. Eso sí, la citada ruta no sale de Guipúzcoa, provincia donde se encuentran las tres edificaciones religiosas relacionadas con el clérigo.

Santuario de Loiola de Azpeitia

El comienzo de la Ruta de los Tres Templos se encuentra en la localidad natal del religioso y militar que fuera canonizado en 1622 por Gregorio XV. Allí se encuentra el conjunto monumental del Santuario de Loiola, una construcción de estilo barroco que llama la atención por su belleza y por rodear la casa del fundador de la Compañía de Jesús.

La Basílica cuenta con una cúpula de 65 metros de altura y un diámetro de 20 metros, medidas que en el momento de su construcción no estaban muy seguros de que se fueran a mantener en pie por el aspecto de ligereza que ofrecía el conjunto. La inauguración de este templo data del 31 de julio de 1738. Asimismo, en su interior se pueden observar un conjunto de altares de bella factura y una escultura del santo realizada en plata.

Santuario de Loyola / Txo EN CREATIVE COMMONS
Santuario de Loyola / Txo EN CREATIVE COMMONS

Ermita de Santa María - La Antigua en Zumárraga

La segunda parada de esta ruta lleva hasta la Ermita de Santa María en Zumárraga, a poco más de 20 kilómetros por carretera -si se hace el camino en coche, moto o bicicleta convencional- o 15 en caso de realizarse a pie por senderos. Conocida popularmente como La Antigua, a esta edificación se la denomina “catedral de las ermitas”. 

A este templo le acompaña una jugosa historia y alguna que otra leyenda, como la que cuenta que terminó de construirse con las piedras que lanzaban las personas no cristianas para evitar que la levantaran. Sea como fuere, se tiene constancia de que en 1336 ya estaba construido un monasterio. Además, la ermita merece una visita para observar su construcción en piedra y madera, así como por la talla de la virgen que alberga en su interior, la cual es de estilo gótico.

Ermita de La Antigua / Uranzu EN CREATIVE COMMONS
Ermita de La Antigua / Uranzu EN CREATIVE COMMONS

Santuario de Arantzazu en Oñati

La tercera y última parada se halla en Oñati, concretamente en el Santuario de Arantzazu, patrona de Guipúzcoa, quizás el templo más famoso de toda la provincia. Para llegar a él desde La Antigua, hay que recorrer por carretera más de 33 km o hacerlo a pie por una ruta que supera los 27 km. Una vez allí, el visitante se encuentra con una construcción que refleja perfectamente el paso del tiempo.

Y es que este santuario situado en plena montaña y rodeado de vegetación conmemora la aparición de la virgen sobre un espino en 1469 (de ahí su nombre). El primer templo cristiano se edificó en 1553, aunque el aspecto actual se debe al proyecto realizado a comienzos del siglo XX. Sin duda, se trata de una visita llena de historia que bucea en el pasado no solo del propio santuario, sino también de Oñati y el resto de Guipúzcoa. Además, en su basílica se puede ver la virgen gótica de Arantzazu tallada en piedra.

Ruta a pie

Como se ha apuntado anteriormente, la Ruta de los Tres Templos no solo se puede hacer en coche o con una excursión organizada, sino que también es posible hacerla tal y como la realizó Ignacio de Loyola en el siglo XVI, es decir, caminando. En este caso, el trayecto se suele dividir en tres etapas para realizarlo de un modo asequible para cualquier persona que esté medianamente en forma.

Estas tres etapas son las siguientes:

  • La primera parte del Santuario de Loiola y finaliza en La Antigua. La distancia recorrida será de poco más de 15 kilómetros con un desnivel de 835 metros. El tiempo que se emplea ronda las 4 horas.

  • La segunda etapa transcurre entre la Santa María de Zumárraga y Brinkola y tiene una distancia de 16,5 km. con un desnivel de 586 metros. El tiempo estimado en terminarla también es de 4 horas.

  • La etapa final lleva desde Brinkola hasta el Santuario de Arantzazu, lo que supone caminar 10,7 km. con un desnivel de 762 metros. El tiempo en completar la ruta será de 3 horas y media.

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados