Pásate al MODO AHORRO

Tradición y calidad en un día de compras en los mercados de toda la vida

Puestos donde se pueden encontrar (y degustar) los mejores productos de proximidad

Victoria Herrero

Tradición y calidad en los mercados de toda la vida / TOLOSA TURISMO
Tradición y calidad en los mercados de toda la vida / TOLOSA TURISMO

Una frase que cobra ahora más sentido que nunca. Comprar productos locales en el pequeño comercio o en los establecimientos de cada día. Una máxima que merece la pena mantener en la visita semanal a los mejores mercados tradicionales que hay en el País Vasco. Espacios de toda la vida donde comprar ingredientes de proximidad a los productores de la zona.

Espacios como el Mercado de Abastos en la capital alavesa o el ya famoso que se celebra cada mañana de sábado en la localidad de Tolosa bien merecen una visita. No solo para llenar la despensa de los mejores y más frescos productos, sino como parte esencial de un rincón donde se vive el sentir de toda una comunidad

Mercado de Abastos de Vitoria-Gasteiz

Nada tiene que ver el actual Mercado de Abastos de la ciudad gasteiztarra con el emblemático espacio de hace décadas. Su aplaudida reforma que comenzó en el año 2012 sirve ahora de encuentro para los vecinos de la capital a la hora de hacer sus compras y llevarse una amplia variedad de carnes, pescados, frutas y hortalizas. Puestos de toda la vida con un diseño algo más moderno y que donde uno puede adquirir además los mejores caldos de la Rioja Alavesa, txakolí o queso Idiazábal.

Pero, además de mercado, esta plaza pública también está formada por varios locales de hostelería que ofrecen un buen café o un pincho en un merecido descanso tras hacer la compra. Son los conocidos popularmente como los gastrobares y que se suman a una oferta donde tampoco falta un aula de cocina convertida en lugar de reunión para la celebración de talleres y cursos, así como una sala polivalente habilitada para acoger todo tipo de eventos y presentaciones de productos gastronómicos.

Mercado de La Bretxa

Un entorno privilegiado en plena parte vieja de la capital donostiarra. Es el caso del conocido Mercado de la Bretxa formado por más de 40 locales de verduras, charcuterías, carnicerías, fruterías y del mejor pescado del Mar Cantábrico como no podía ser de otra manera. Una compra que tendrá su mejor broche de oro con un pequeño ramo de flores que se puede adquirir a las puertas de la plaza y donde se sitúan los puestos de las conocidas "caseras".

Del mercado a tu cocina. Es el lema de la propuesta que ahora facilita la entrega de todos estos productos del Mercado de la Bretxa, pero en la comodidad del hogar. Hacer la compra de forma sencilla, con los mismos precios que en los puestos a pie de calle, sin pedido mínimo y sin gastos de envío. Un recorrido virtual para conocer in situ los productos que ese día estan a la venta y que en cuestión de horas pueden estar en la despensa de casa gracias a la distribución realizada por la empresa Kibus. El mercado de toda la vida, pero adaptado al siglo XXI. 

Mercado de Tolosa

Desde hace siglos, este espacio emblemático se transforma en todo un paisaje de colores, olores y sabores. Es el mercado que se celebra todos los sábados y que se ha convertido en uno de los más conocidos y visitados del País Vasco. Una gran feria tradicional repartida en tres puntos estratégicos a lo largo del municipio y donde se venden desde bien temprano productos de temporada. 

Una escena que tiene su protagonismo a orillas del río Oria donde se encuentra El Tinglado, la construcción porticada donde en sus más de 60 puestos se ofrecen los productos autóctonos más representativos de los baserritarras de la zona; así como la Plaza Verdura que, pese al nombre, es donde se encuentran todo tipo de flores y plantas y, por último, la Plaza Euskal Herria con artículos textiles.

Mercado de la Ribera

La historia de este emblemático mercado junto a la ría de Bilbao y en pleno casco viejo está ligada como no podía ser de otra manera a la impresionante riada del año 1983. Entonces, este espacio gastronómico cuya edificación se remonta al siglo XIV tuvo que ser sometido a una profunda renovación hasta lo que es hoy: el mayor mercado cubierto de toda Europa y que incluso hace un par de décadas se llevó un Récord Guinness por ser el mercado municipal de abastos más completo.

Un importante recinto que desde que abrió sus puertas se ha convertido en todo un escaparate para llenar la despensa entera con productos de caza, lácteos, platos preparados caseros, fruta, verdura, pescado, encurtidos, conservas, quesos, embutidos, marisco, setas o el mejor pan recién hecho. Además, y como en el caso de su vecino de Vitoria-Gasteiz también ofrecen una sección de hostelería para reponer fuerzas con un aperitivo a media mañana. 

Tradición y calidad en los mercados de toda la vida / MERCADO DE LA RIBERA OFICIAL
Tradición y calidad en los mercados de toda la vida / MERCADO DE LA RIBERA OFICIAL

Archivado en:

Destacados

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído