Pásate al MODO AHORRO

Qué ver en una visita al impresionante Valle de Ayala

Naturaleza desbordante, poblaciones con siglos de historia y una exquisita gastronomía son sus principales atractivos

Salto del Nervión en el Valle de Ayala / Pintafontes Senapelido EN CREATIVE COMMONS
Salto del Nervión en el Valle de Ayala / Pintafontes Senapelido EN CREATIVE COMMONS

Aunque el País Vasco destaca por atesorar parajes de gran belleza, no cabe duda de que el Valle de Ayala se sitúa entre los mejores. Y para comprobarlo solo hace recorrer este espacio situado entre Álava y Bizkaia y delimitado por una impresionante pared caliza de 25 kilómetros de largo.

Además, a la belleza natural se le une su riqueza tanto cultural como tradicional y una rica gastronomía basada en los productos de sus queserías y ganaderías. Por lo tanto, se puede asegurar que el Valle de Ayala bien merece una visita.

Los tesoros naturales del valle de Ayala

Una de las características de este impresionante valle es cómo se integran los entornos urbanos con la naturaleza que los rodea, marcada por el paso del río Nervión. Por ello, cuando se planifica una visita no se suelen separar las paradas más “naturales” con las que se realizan en las localidades que lo pueblan. No obstante, para una mejor enumeración de lo que hay que ver en el Valle de Ayala, se apuntan en primer lugar las maravillas naturales.

En este caso, los paisajes más espectaculares y los senderos de mayor belleza se encuentran en la Sierra Salvada,el macizo montañoso que lo delimita por la zona Sur y Oeste. Y no es de extrañar cuando se observan sus paredes de entre 300 y 400 metros, desde cuya cima la naturaleza regala unas vistas envidiables.

Imagen del Valle de Ayala / TURISMO.EUSKADI.EUS
Imagen del Valle de Ayala / TURISMO.EUSKADI.EUS

Nacimiento del Nervión

En ese conjunto montañoso hay una estampa que resulta tan impactante como sobrecogedora: el nacimiento del río Nervión, una caída de agua de casi 300 metros de altura que se interna en el Cañón de Delika, el cual se puede recorrer a pie para disfrutar de rutas de gran belleza.

De hecho, en la cara oeste del valle hay grandes zonas boscosas donde es posible “perderse” para disfrutar de la flora y la fauna locales (la Sierra Salvada es uno de los destinos más populares para el turismo ornitológico debido a la gran cantidad de aves que allí habitan o paran en sus movimientos migratorios). Asimismo, para los amantes del senderismo, es recomendable recorrer el Camino Real de la Sopeña que transcurre entre Quejana y Artziniega.

Las poblaciones del Valle de Ayala

En caso de preferir recorrer las localidades que hay en el Valle de Ayala, cabe señalar que también ofrecen muy diversos atractivos. En el territorio perteneciente a Bizkaia (aunque se trata de una zona que no está conectada con el resto de la provincia), se encuentran las poblaciones de Orozko y Orduña.

Destaca especialmente esta segunda, ya que en ella se encuentra un bello casco histórico de origen medieval que alberga una plaza de gran tamaño (la mayor de Euskadi) que da una buena muestra de la importancia que esta localidad tuvo tiempo atrás. No en vano, fue fundada en 1229 por Don Lope Díaz de Haro, señor de Bizkaia con el objetivo de que se convirtiera en una plaza importante en esa zona del valle.

Panorámica de la Sierra Salvada / Ardo Beltz EN CREATIVE COMMONS
Panorámica de la Sierra Salvada / Ardo Beltz EN CREATIVE COMMONS

La Cuadrilla de Ayala

Siguiendo el curso del río Nervión hacia el norte, el valle pasa a formar parte de tierras alavesas y es ahí donde se concentran los municipios de mayor tamaño, llamados comúnmente La Cuadrilla de Ayala: Artziniega, Ayala, Llodio, Amurrio y Okondo. 

En todos ellos se encuentran buenos sitios para disfrutar de la gastronomía del valle, en la que destacan los quesos (D.O. Idiazábal), las carnes y algunos productos de la huerta, siendo todos ellos los protagonistas de sus platos principales.

Dos rutas muy distintas

Además, los visitantes tienen la opción de disfrutar de todo tipo de rutas, remarcando sobre todo dos de ellas, las cuales se pueden compaginar sin problema alguno. Por un lado, la parte cultural e histórica se puede encontrar en el Conjunto Monumental de Quejana, a 11 kilómetros de Artziniega. Catalogado como Monumento Nacional del País Vasco en 1984, este conjunto se compone del Palacio Fortificado de los Ayala (actual Museo de Arte Sacro), la Iglesia de San Juan Bautista, el Torreón Capilla de la Virgen del Cabello y el antiguo Convento de las Madres Dominicas. A ello se une la visita a la villa medieval de Artziniega.

Por otro lado, algo más festiva puede resultar la Ruta del Txacolí de Aiaraldea, la cual tiene a esta bebida como gran protagonista y propone visitas a bodegas y restaurantes, así como estancias en alojamientos turísticos.

Monasterio de Quejana / Kexaa EN CREATIVE COMMONS
Monasterio de Quejana / Kexaa EN CREATIVE COMMONS

Archivado en:

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído
Destacados

Estamos abriendo esta sección. En breve publicaremos contenido.