Pásate al MODO AHORRO

Acercan al País Vasco a cuatro presos más de ETA, uno de ellos el asesino de Tomás y Valiente

Jon Bienzobas ingresó en prisión el 3 de enero de 2018 y fue condenado a 30 años de cárcel por el asesinato a tiros de Francisco Tomás y Valiente en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid el 14 de febrero de 1996

EFE

Jon Bienzobas Arretxe / EFE
Jon Bienzobas Arretxe / EFE

Instituciones Penitenciarias ha dispuesto el traslado a cárceles más cercanas al País Vasco de cuatro presos de la banda terrorista ETA, entre ellos Jon Bienzobas Arretxe, que cumple condena entre otras causas por el asesinato en 1996 del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Tomás y Valiente. También ha ordenado los traslados de Aitor Aguirrebarrena Beldarrain, Peio, de Patxi Marqués Celaya y de Ignacio Etxeberría Martín, Mortadelo, y todos ellos se harán efectivos cuando lo permita la situación sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus, informa la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

Jon Bienzobas será llevado del centro penitenciario Puerto III de Cádiz al de Dueñas en Palencia. Ingresó en prisión el 3 de enero de 2018 y fue condenado a 30 años de cárcel por el asesinato a tiros de Francisco Tomás y Valiente en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid el 14 de febrero de 1996. Asimismo por el asesinato también de varios disparos de un vecino de Getxo (Bizkaia) el 10 de junio de 1990.

Además fue condenado a 186 años de prisión por el atentado con coche bomba cometido el 15 de enero de 1994 al paso de una furgoneta oficial del Ejército del Aire, en la que viajaban once personas, en la intersección del paseo de la Ermita del Santo y la avenida del Manzanares de Madrid, que produjo numerosos heridos y daños. Bienzobas ha aceptado la legalidad penitenciaria y reconoce el sufrimiento causado por su actividad terrorista.

Ignacio Etxeberría Martín será trasladado del centro penitenciario de Topas en Salamanca al de El Dueso en Cantabria. Ingresó en prisión el 20 de febrero de 2001. La Audiencia Nacional le condenó a 457 años de prisión por su participación el 6 de febrero de 1992 en el atentado con coche bomba en la plaza de la Cruz Verde de Madrid contra una furgoneta del Ejército, que causó la muerte de sus cinco ocupantes. También fue condenado a 30 años de prisión por el atentado cometido el 23 de marzo de 1992 mediante la colocación de una bomba-lapa en los bajos del coche del coronel del Ejército Manuel Carrasco, en el que murió el hijo del militar, Juan José Carrasco, cuando conducía el vehículo por la glorieta del Puente de Segovia de Madrid.

Aitor Aguirrebarrena será llevado del centro penitenciario Puerto III a la cárcel de Villabona en Asturias. Ingresó en prisión el 9 de septiembre de 2009, ha aceptado la legalidad penitenciaria, ha reconocido el daño causado a las víctimas, ha expresado su esperanza de repararlo y ha renunciado a la violencia. Fue condenado a 75 años de prisión por su participación en el atentado cometido el 20 de agosto de 2000 en Sallent de Gállego (Huesca) en el que murieron dos guardias civiles y a 33 años por el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado Carrera el 22 de octubre de 2000 en Vitoria.

Igualmente fue condenado a 23 años de prisión por la explosión en julio de 2000 de una furgoneta bomba junto al cuartel de la Guardia Civil de Agreda (Soria), que causó heridas a una mujer y numerosos daños, y a 31 por el atentado cometido el 10 de septiembre de ese año en una discoteca de Deba (Gipuzkoa).

Patxi Marqués Celaya irá del centro penitenciario Castellón II a la prisión de Zaballa en Álava. Ingresó en prisión el 10 de junio de 1998, ha aceptado la legalidad penitenciaria. Fue condenado a 62 años de prisión por planear un atentado que no se llegó a realizar contra el cuartel de la Guardia Civil de Algorta (Bizkaia).

Por otra parte Instituciones Penitenciarias ha dispuesto la clasificación en tercer grado (régimen abierto) de Unai Fano Celaya, que cumple condena en el centro penitenciario de Bilbao. Ingresó en prisión el 18 de diciembre de 2008, ha aceptado la legalidad penitenciaria, Fue condenado a 20 años de prisión por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y de armas sin licencia, robo y hurto de vehículo a motor.

Estos dos últimos han remitido escritos en los que manifiestan su rechazo a la violencia, reconocen el daño y el sufrimiento causado a las víctimas y expresan su deseo de atenuarlo. En un comunicado la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) lamenta que "Interior considere necesario seguir trasladando etarras". "Cambiamos de año pero parece que el acuerdo entre el Gobierno con EH Bildu de presos por presupuestos no ha caducado en 2021", destaca. Añade que "son ya más de la mitad de los 195 etarras que siguen en prisión en España los que se encuentran a menos de 200 kilómetros de sus domicilios".

Archivado en:

Destacados
Lo más leído