Pásate al MODO AHORRO

El Congreso aprueba la ley de cambio climático que impide la extracción de gas natural en Álava

El PNV cambia a última hora de postura y vota a favor de un nuevo marco legislativo que prohíbe cualquier opción para la obtención de este hidrocarburo en el subsuelo de Vitoria

Vista de la comisión de transición ecológica y reto demográfico el día en el que fue elegido presidente de la mesa Juan López de Uralde. EDUARDO PARRA
Vista de la comisión de transición ecológica y reto demográfico el día en el que fue elegido presidente de la mesa Juan López de Uralde. EDUARDO PARRA

El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves el proyecto de ley de cambio climático y transición energética, el marco legislativo que en la práctica pone fin a cualquier opción para extraer gas en el subsuelo de Álava. La ley, que pasa ahora al Senado para que sea aprobada definitivamente, ha contado con los votos favorables de PSOE, Unidas Podemos, ERC, Ciudadanos, EH Bildu y PNV, que a última hora ha modificado su postura, pasando de la abstención al voto favorable. Mientras tanto, PP y Más País se han abstenido y solo Vox ha votado en contra. Una vez entre en vigor el nuevo marco legal, la extracción de hidrocarburos como el gas será vetada en España, y las energías renovables, impulsadas. El objetivo principal es que el país pueda reducir las emisiones de efecto invernadero un 23% en 2030, en relación con los niveles que mantenía en 1990.

Esta primera ley de cambio climático recién aprobada por la comisión de transición ecológica y reto demográfico pone fin a cualquier expectativa para extraer gas en Subijana (Vitoria). El marco legal persigue un objetivo prioritario: que el país alcance un balance neutro entre la emisión de gases de efecto invernadero, y los que captan los sumideros como los bosques. La nueva ley establece que en el año 2050 la totalidad de la electricidad deberá ser generada con fuentes renovables, como la energía solar o la eólica. Es en este contexto en el que se prohíbe, a partir de su entrada en vigor, la exploración, investigación y explotación de hidrocarburos, una prohibición que afecta de lleno al interés del PNV de seguir apostando por el gas como energía de transición, sobre todo si éste es autóctono, pues imposibilita la futura explotación de un hipotético yacimiento de este hidrocarburo en el subsuelo alavés. El PNV no logró que su enmienda encaminada a posibilitar la extracción de gas en Álava -siempre mediante técnicas convencionales, nunca por 'fracking'- obtuviera el respaldo de los grupos del Gobierno (PSOE y Unidas Podemos). Finalmente, sin embargo, ha votado a favor de la ley. El yacimiento alavés, por lo tanto, podría ser explorado si finalmente lo permiten los tribunales -la nueva ley no tiene caracter retroactivo en relación a las exploraciones ya solicitadas-, pero no explotado. En esta tesitura, su búsqueda parece carecer de sentido.

La diputada del PNV Idoia Sagastizabal, en una imagen de archivo. EP
La diputada del PNV Idoia Sagastizabal, en el Congreso de los Diputados en una imagen de archivo. EP

Los partidos que gobiernan en coalición, PSOE y Unidas Podemos, han coincidido en señalar como "histórico" el día de este jueves, pues se aprueba la primera ley de cambio climático en España. El diputado socialista Germán Renau considera que es una ley "ambiciosa" que pretende ser "adaptable", pues podría "revisarse" para avanzar "en la senda de la descarbonización". Por su parte, el diputado de Unidas Podemos y presidente de la comisión, Juan López de Uralde, ha destacado la importancia de articular una primera ley contra el cambio climático, explicando además que "como todas las leyes amplias y transversales", tiene "muchas luces" aunque hay quienes verán "algunas sombras". "Es lógico", puntualizó Uralde, quien ha destacado que el nuevo marco legislativo prohíbe la "extracción de hidrocarburos", algo que venían reclamando "los movimientos sociales".

No ayuda a las empresas, según el PNV

La diputada del PNV en esta comisión, Idoia Sagastizabal, aseguró que la ley es "necesaria y esperada", pero que sin embargo no dejaba "a nadie satisfecho" porque, en su opinión, no ha sido suficientemente debatida. "Creo que se ha despachado muy rápido", señaló Sagastizabal, que incidió en el hecho de que la ley debería tener en cuenta "una transición de consenso" porque "descarbonizar, no implica desindustrializar". "Es necesario hacer una transición justa", afirmó la diputada jeltzale, pues entinde que la nueva ley podría tener implicaciones negativas para la industria. "Lo que necesitan las empresas son ahora marcos de estabilidad y eso no lo vemos en esta ley", puntualizó Sagastizabal, que primero anunció la abstención de su partido, aunque luego votó a favor de este nuevo marco legislativo.

EH Bildu, por su parte, anunció de inicio su voto favorable a la futura ley. "Nos hubiera gustado que fuera más ambiciosa" y "más taxativa" a la hora de abordar el fracking, señaló Oskar Matute, pues a pesar de que lo prohíbe, "permite seguir explorando" el subsuelo alavés a pesar de que luego "no podrá ser explotado". Matute mostró su "esperanza" en que la futura ley "pueda ser mejorada con disposiciones adicionales futuras".

Archivado en:

Destacados
Lo más leído