Pásate al MODO AHORRO

Diversidad de opiniones entre los partidos políticos vascos sobre el 8M

PNV y PSE llaman a reivindicar de "manera diferente", EH Bildu y E-Podemos creen necesario "salir a las calles", PP opina que es "contradictorio" y Vox que "no es el momento para manifestaciones"

Diversidad de opiniones entre los partidos políticos vascos sobre el 8M / EP
Diversidad de opiniones entre los partidos políticos vascos sobre el 8M / EP

PNV y PSE-EE se han mostrado partidarios de que no se prohíban las manifestaciones del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, por considerar que "el derecho a la salud y el derecho a la reivindicación son compatibles desde la responsabilidad", pero han llamado a la prudencia y reivindicar de "forma distinta", mientras que EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU han denunciado los intentos de "estigmatizar" al movimiento feminista por convocar movilizaciones y han considerado "más necesario que nunca salir a las calles".

Por su parte, tanto PP+Cs como Vox se han mostrado contrarios a que este año se celebren manifestaciones por el 8 M, ya que, según PP+Cs llamar a movilizaciones es "contradictorio" con las medidas restrictivas vigentes, mientras que Vox ha advertido de las aglomeraciones que "pondrían en riesgo a otras personas, como ocurrió hace un año". 

En una tertulia en Radio Euskadi, las parlamentarias vascas han analizado la jornada del próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. La parlamentaria del PNV Leizuri Arrizabalaga, tras señalar que se ha avanzado "mucho en igualdad, pero queda mucho por hacer", ha dicho que el 8 de Marzo es una jornada de "reivindicación y celebración", aunque ha señalado que "éste no es el año de las grandes movilizaciones". Según ha dicho, la pandemia "nos ha golpeado duramente", la situación sanitaria "todavía es grave" y tampoco es momento de "fomentar grandes concentraciones".

No obstante, ha indicado que el PNV no es partidario de las prohibiciones, ha señalado que las movilizaciones son "un derecho recogido en la Constitución" y ha considerado que "deben y pueden desarrollarse acorde a otros derechos, como puede ser el de la salud". En ese sentido, ha considerado que las movilizaciones "deben llevarse a cabo con todas las medidas sanitarias y de seguridad establecidas por las autoridades".

En su opinión, "todo puede ser compatible". "Puede ser compatible la reivindicación con la responsabilidad", ha reiterado, para recordar que, en los últimos meses, se han celebrado manifestaciones que "han cumplido con todas las normas establecidas por la autoridades sanitarias", a la vez que ha trasladado que el 8 de Marzo "se puede celebrar de muchísimas maneras diferentes", ya que "la reivindicación y la lucha se pueden visibilizar diferentes y no se es más o menos feminista por no acudir a una manifestación o concentración este lunes".

Tras subrayar que es "una responsabilidad que cada uno debe de elegir cómo actuar", ha recordado que el PNV ha lanzado una campaña para visibilizar el apoyo a la lucha de las mujeres mediante redes, y ha señalado que "es posible reivindicar incluso con nuestras ropa, vistiendo un color morado, que es el color de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres".

Por otro lado, la parlamentaria del PSE-EE Gloria Sánchez, que ha señalado que tanto su partido como ella personalmente han participado siempre en las movilizaciones del 8M, ha considerado que este año se debe celebrar este día "de otra forma". En ese sentido, ha hecho un llamamiento a la prudencia y a "huir de manifestaciones masivas", porque, tras un año de pandemia, "no podemos cometer errores".

A su entender, "existen otras formas de hacer las reivindicaciones" y el 8 de Marzo se pueden llevar a cabo de "muy diferentes formas". Además, ha rechazado que se esté haciendo un discurso de "estigmatización del 8M" y ha insistido en la necesidad de la reivindicación, "sea de la forma que sea" porque "existen muchas formas de hacer esa reivindicación".

"Más necesario que nunca"

Por su parte, la parlamentaria de EH Bildu Nerea Kortajarena ha defendido que es "compatible y más necesario que nunca salir a la calle y visibilizar las vidas de las mujeres y las desigualdades, discriminaciones y violencias que sufren".

Tras criticar que se haya puesto "bajo sospecha" las movilizaciones el movimiento feminista, ha considerado que es "una cuestión política y no de salud" y ha recordado también las manifestaciones que se han llevado a cabo durante los últimos meses, como en Osakidetza, Educación, residencias o en el ámbito de los cuidados. A su entender, parece que "hay protestas más urgentes o legítimas que las del movimiento feminista", lo que ha considerado "inadmisible".

Kortajarena se ha mostrado segura de que se conseguirá que "se busquen formas seguras para que las calles sigan siendo un espacio para la denuncia", porque "es más necesario que nunca que nos organicemos en el feminismo y sigamos luchando colectivamente para evidenciar las situaciones de desigualdad y violencia que sufrimos las mujeres". "Las mujeres de EH Bildu, con toda la responsabilidad con respecto a la sociedad, la igualdad y a la situación de pandemia saldremos a la calle con el movimiento feminista, manteniendo todas las normas", ha afirmado.

Desde Elkarrekin Podemos-IU, la parlamentaria Isabel González ha dicho que "en el AND de este partido está luchar por la igualdad, no solo el 8M" y ha denunciado "la criminalización del movimiento feminista y el cuestionamiento que se está haciendo de la movilización en otras partes", no en Euskadi. "Las calles son un lugar ideal para reivindicar y no está reñido el cuidado de la salud de todas con la movilización, desde la responsabilidad", ha defendido.

Por otro lado, la parlamentaria de PP+Cs Laura Garrido ha afirmado que el 8 de Marzo es "un día señalado, no solo para las mujeres sino para toda la sociedad", pero ha advertido de que este año "es distinto" porque "las circunstancias son distintas y todo es distinto". Por ello, ha considerado preciso hacer un llamamiento "a la prudencia y a la responsabilidad" y ha recordado la campaña lanzada por el PP vasco para reivindicar este día, pero, "a la vez, diciendo que todos los días tienen que ser un 8 de Marzo".

Garrido ha señalado que, en estos momentos, "sin ninguna duda debe prevalecer y priorizarse la salud pública" y desde las instituciones y cargos públicos hay que ser "coherentes". Así, ha recordado que, en la actualidad, hay medidas "muy restrictivas, justificas por la situación que estamos viviendo y para evitar mayores contagios del virus" y, por ello, ha afirmado que "hacer un llamamiento a las movilizaciones es una contradicción" con las medidas sanitarias, porque este tipo de manifestaciones son "agrupamientos masivos" donde "no se pueden respetar las distancias de seguridad", por lo que son "lugares muy idóneos para facilitar la propagación del virus".

Por todo ello, ha llamado a "la prudencia y a la responsabilidad" y ha señalado que, al igual que no ha podido haber Cabalgata de Reyes "y los niños lo han entendido", ni Carnavales, "el escenario es distinto y nos tenemos que ajustar a las circunstancias excepcionales que, en estos momentos, estamos viviendo".

"No estamos en el momento"

Por último, la parlamentaria de Vox Amaia Martínez ha defendido el derecho a la manifestación pero ha considerado que no estamos "en el momento apropiado para que este tipo de derechos lleguen a la calle, sobre todo en estado masivo".

En ese sentido, cree que la decisión del Gobierno Vasco de retrasar hasta el 9 de marzo la entrada en vigor de las nuevas medidas que permiten la movilidad por toda la Comunidad Autónoma Vasca pretende "evitar lo que seguro se va a producir, aglomeraciones que podrían en riesgo a otras personas, como sucedió hace un año, pero, además, elevado a la enésima potencia". A su entender, "no es necesario manifestarse para seguir trabajando en el feminismo día a día".

Destacados

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído