Pásate al MODO AHORRO

EH Bildu, de coalición electoral a partido unitario

La alianza entre Sortu, Alternatiba, Eusko Alkartasuna y Aralar queda ahora diluida por el abrumador triunfo de Arnaldo Otegi

El coordinador general EH Bildu, Arnaldo Otegi aplaude a los asistentes al Congreso del pasado fin de semana. /EP
El coordinador general EH Bildu, Arnaldo Otegi aplaude a los asistentes al Congreso del pasado fin de semana. /EP

"En EH Bildu cada vez hay más gente que es de EH Bildu, que no es ni de Sortu ni de EA ni de Aralar ni de Alternatiba. Eso lo hemos logrado en estos cuatro años, creo que es fundamental, y la gente lo agradece". Lo dijo Arnaldo Otegi cuando fue reelegido coordinador de la coalición soberanista en el último congreso celebrado en el BEC de Barakaldo. Ese es uno de los objetivos principales de Otegi: aglutinar al electorado abertzale y dirigirlo desde unas únicas siglas. 

La nueva dirección refrendada por las bases y liderada por Otegi está compuesta por Garikoitz Mujika, Onintze Oleaga, Gorka Elejabarrieta, Sonia Jacinto, Ainhoa Beola, Peio Otxandiano y Larraitz Ugarte. Unai Urruzuno se suma como adjunto al coordinador general y Mujika ha designado a Koldo Kastañeda como su adjunto. También formarán parte los coordinadores territoriales, los máximos dirigentes de Sortu, EA y Alternatiba y los portavoces parlamentarios.

En todo caso, el mensaje lanzado por Arnaldo Ortegi en el BEC fue diáfano: su objetivo es aglutinar sensibilidades plurales y "seguir rompiendo tabúes y prejuicios» para ensanchar su base social. De los cuatro partidos que conformaron la coalición hace una década (Sortu, Eusko Alkartasuna, Alternatiba y Aralar) ya solo existen tres. La formación que tuvo como coordinador general al abogado navarro y ex dirigente de Herri Batasuna, Patxi Zabaleta, nació en 2000 primero como corriente de la después ilegalizada Euskal Herritarrok y al año siguiente ya como asociación política propia. Tras sufrir escisiones en Álava y Gipuzkoa, Aralar se disolvió definitivamente en 2017. Zabaleta recomendó a los militantes que se integraran en EH Bildu al considerar "conseguidos" los objetivos de que la izquierda abertzale defendiera todos los derechos humanos y que hubiera mejorado su democracia interna.

Sortu, por su parte, nació en 2011 y fue admitido por el Tribunal Constitucional al año siguiente en medio de muchas discusiones legales al ser considerado heredero de la antigua e ilegalizada Herri Batasuna. Es el partido que encabezó Arnaldo Otegi, salvo el paréntesis de su encarcelamiento por el caso Bateragune. En 2017 Otegi fue elegido coordinador general de EH Bildu por lo que anunció que dejaría la secretaría general de Sortu al ser incompatibles ambos cargos.

Alternatiba surgió en 2009 por una escisión de Ezker Batua Berdeak y ha sido miembro de las coaliciones electorales Bildu y Amaiur. Tras varios éxitos electorales, sobre todo en el Ayuntamiento de Donostia en coalición con Aralar y el PSE y luego con Bildu,  también gobernó, integrado en la coalición Bildu, la Diputación de Gipuzkoa. En las elecciones generales de España de 2016, Oskar Matute encabezó la lista de EH Bildu al Congreso por Bizkaia y resultó elegido diputado.

En cuanto a Eusko Alkartasuna, ha pasado de ser la principal alternativa al dominio institucional del Partido Nacionalista Vasco a una formación casi testimonial. EA fue fundada bajo el liderazgo de Carlos Garaikoetxea en septiembre de 1986 como escisión del PNV. Hoy cuenta con unos 2.000 afiliados, eso sí, pero ha sufrido muchas crisis y disensiones internas que le han relegado en la dirección de EH Bildu, donde se ha integrado definitivamente desde 2011. Uno de sus últimos dirigentes relevantes fue Pello Urizar (2009-2019), que al abandonar el cargo admitió que EH Bildu ya era "una realidad consolidada, asentada, no es algo coyuntural y el propio desarrollo que tiene que tener es entrar en otra etapa".

Una realidad dominada casi en su totalidad por la lista que encabeza Arnaldo Otegi, escogida para dirigir la coalición a partir de ahora con el 88,49% de los votos en el congreso celebrado en el BEC de Barakaldo el pasado fin de semana. También habrá en la dirección un representante de cada uno de los partidos que crearon EH Bildu pero es de prever que todas las líneas maestras las marcarán Arnaldo Otegi y su equipo de confianza. Lo que empezó siendo una coalición se parece cada vez más a un partido unitario... cuya máxima aspiración es convertirse en una alternativa real de poder al PNV.   

Archivado en:

Lo más leído
Destacados