Pásate al MODO AHORRO

Las elecciones de la Ertzaintza en las que Erkoreka se la juega

Las próximas elecciones sindicales en la Ertzaintza supondrán un punto de inflexión para la conflictividad en este cuerpo y para sus relaciones con el Gobierno, con el acuerdo de la carrera profesional firmando en minoría de fondo

Josu Erkoreka  durante una visita a una base de la Ertzaintza. / EP
Josu Erkoreka durante una visita a una base de la Ertzaintza. / EP

Las próximas elecciones sindicales en la Ertzaintza supondrán un punto de inflexión para este cuerpo y para sus relaciones con el Gobierno

El consejero de Seguridad, Josu Erkoreka, se juega mucho en ellas aunque los que se enfrentan son los sindicatos. ¿Por qué? pues porque las centrales que pujarán por su espacio en las urnas el mes de febrero ya anuncian una conflictividad creciente si el Gobierno vasco no atiende a sus reivindicaciones y las mayorías sindicales que salgan de esas elecciones marcarán, y mucho, hasta dónde llegue ese enfrentamiento con el Ejecutivo.

De entrada, el acuerdo que el departamento de Seguridad firmó solo con Esan en junio para la carrera profesional de los ertzainas, y que rechazan de plano el resto de los sindicatos, estará sobre la mesa y las aguas vienen revueltas porque la mayoría sindical que no suscribió el pacto cree que "se discrimina" claramente a los ertzainas respecto a otros trabajadores de la función pública vasca.

 "Erkoreka ahora ha cogido aire, pero le vamos a hacer jaque mate en febrero", asegura Roberto Seijo, secretario general del sindicato ErNE, sindicato hasta ahora mayoritario entre la Policía Autónoma vasca, que augura un comienzo de año conflictivo si el Ejecutivo no se sienta a negociar. 

Seijo confía en revalidar y ampliar la mayoría con la que cuenta actualmente entre la plantilla -(un 38,7%) que ha reforzado con unidad de acción con Euspel (9,49%)- para forzar al consejero de Seguridad a sentarse de nuevo en la mesa para reconducir una carrera profesional que "les discrimina"·

"Cobramos un 40% menos que otros funcionarios en  nuestra misma escala, por ejemplo en Osakidetza", recuerda Seijo.

"Cuando hoy en día todos los cuerpos policiales están buscando la equiparación, a nosotros nos discriminan respecto a otros funcionarios, y además está el tema del absentismo laboral, que puede suponer hasta un 15% de nuestros sueldo. Somos los únicos funcionarios de toda Euskadi a los que se les penaliza el sueldo por estar de baja,  sea por lo que sea". "El colectivo está muy enfadado", asegura.

Esta cuestión la tienen  recurrida ante los tribunales tanto ErNe como Euspel. "Y esperamos ganarla", dice.

El hecho de que Esan -al que Seijo califica de sindicato cercano al PNV- rompiera la unidad de acción y pactara en solitario con el Gobierno "nos ha creado un gran problema", señala Seijo, que se muestra convencido de que el departamento de Seguridad "está esperando  a ver qué pasa en las elecciones para ver si puede seguir con su hoja de ruta o si la mayoría la sigue teniendo ErNE y le cambia el escenario".

Erkoreka, con el asegura tener "nulo contacto", dice: "o vienes a trabajar o pierdes dinero, sea por lo que sea la baja". "Eso no lo puede entender ningún trabajador. ¿Qué como lo pacta eso un sindicato?", se pregunta. "pues habrá prebendas", señala evidenciando que la ruptura con el segundo sindicato en representación (Esan, (27,75%) están en estos momentos más que rotas.

Recuerda que las movilizaciones de los ertzainas ante el Parlamento han puesto en más de una ocasión a Urkullu en jaque, y asegura que volverán a hacerlo. "Por una carrera profesional que nos discrimine y por la negociación de un convenio y una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT)". Aunque sus  reivindicaciones van más allá de lo estrictamente monetario y ErNe denuncia el "caos" que está sufriendo Arkaute, "que no está preparada para la renovación" que tiene que afrontar la Policía Autónoma; también critica que la Ertzaintza no realiza prácticas de tiro obligatorias, "que hacen todas las policías de Europa y hasta los guardas de seguridad" y pide más formación de de los agentes, asi como que cuenten con materiales de "una policía moderna".

La carrera profesional será también  el caballo de batalla del segundo sindicato Esan,  pero en esta ocasión para poner en valor que gracias a su firma en solitario se ha podido poner en marcha. "Creemos que es un gran acuerdo y tenemos la fuerza y la esperanza de que el colectivo de agentes lo sepa valorar", asegura Iñaki Uraga, portavoz del sindicato, que rechaza las críticas de los que no lo han suscrito, que "dicen muchas mentiras", asegura.

"Somos un sindicato que no rehuimos la confrontación, pero nuestra premisa es intentar el diálogo con la otra parte para intentar llegar a acuerdos si es para sacar cosas positivas", dice. "Y este es un buen acuerdo", insiste. "6.504 ertzainas están cobrando su carrera profesional y eso es lo que vale", insiste "y creemos que los agentes lo van a valorar".

Asegura que "hay que mirar por la ventana", haciendo referencia  a la situación actual en la que se encuentran otros colectivos y considera que no se puede hacer sindicalismo siempre desde lo negativo y que todo está mal.  "No entendemos ese sindicalismos". "Queremos que la Ertzaintza sea de nuevo referente entre las policías de Europa".

También se fija como objetivo "renovar el acuerdo regulador que está cadudado desde 2013 y una más que necesaria relación de puestos de trabajo"..
"Todo esto iba también en la misma cartera que la carrera profesional, pero el departamento exigía un 80% del acuerdo sindical, así que se ha quedado en el aire por la irresponsabilidad de Erne y Euspel de salirse", asegura.

También quiere más efectivos para la Ertzaintza porque la RPT "se basa en 8.000 pero estamos en 7.400","-Entran Ertzainas y también salen", recuerda, aunque ese aumento de los efectivos tiene que ser aprobado por Madrid y quieren que el Gobierno vasco presione también para ello.

 

 

 
Seijo

Archivado en:

Destacados