Pásate al MODO AHORRO

El "escándalo" de los directores de Basurto y Santa Marina desata una tormenta política en Euskadi

EH Bildu cree que el Gobierno está "destrozando la imagen de Osakidetza" y Podemos pide "más contundencia" con los dos altos cargos que han dimitido, ambos ex concejales del PNV en Bilbao

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, este miércoles durante la comisión en el Parlamento vasco. EUROPA PRESS
La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, este miércoles durante la comisión en el Parlamento vasco. EUROPA PRESS

La dimisión este miércoles de dos altos cargos de Osakidetza por vacunarse contra el coronavirus saltándose el turno de vacunación ha desatado una tormenta política. "Escándalo" o "indignante" han sido algunos de los calificativos empleados por los partidos de la oposición en el Parlamento vasco durante la comparecencia de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, quien tras dibujar un negro panorama pandémico para la semana que viene en Euskadi, ha admitido que no hay "ninguna excusa" para saltarse el protocolo de vacunación fijado por su departamento, como habían hecho los directores gerentes de los hospitales vizcaínos de Basurto y Santa Marina, Eduardo Maiz y José Luis Sabas, ambos ex concejales del PNV en el Ayuntamiento de Bilbao.

La comparecencia parlamentaria de Sagardui llegaba marcada por estas dimisiones. Maiz y Sabas dejaban sus cargos a primera hora de la mañana tras conocerse que se habían vacunado contra el coronavirus a pesar de no formar parte de los grupos prioritarios de vacunación, pues no forman parte de un colectivo de riesgo. La consejera ha anunciado que Osakidetza abrirá una "investigación interna" por unos hechos que han acabado en "una renuncia y un cese". No ha dado más detalles. Lo que sí se sabe, según fuentes cercanas a ambos ex gerentes citados por el diario El Correo, es que la decisión de vacunarse vino propiciada porque sobraban dosis de vacunas y optaron "por no desperdiciarlas".

"¿Qué pensarán los ciudadanos?"

"¿Qué pensarán los ciudadanos con los casos de Basurto y Santa Marina?", le ha preguntado la parlamentaria de EH Bildu Rebeca Ubera a la consejera, algo a lo que respondía poco después la portavoz parlamentaria de la coalición abertzale, Maddalen Iriarte, a través de un incisivo mensaje en Twitter: "Nuestro país y las y los profesionales de Osakidetza no nos merecemos esto. Este Gobierno está destrozando la imagen de Osakidetza cuando sus profesionales necesitan el mayor de los apoyos y muchos más medios. Alguien debería hacer una reflexión profunda", escribía.

Salvo el parlamentario socialista Ekain Rico, que no ha entrado en el caso de las dimisiones y ha salido al rescate de la consejera asegurando que la estrategia de vacunación del Gobierno es acertada, el resto de formaciones ha marcado distancias y se ha mostrado súmamente crítica. Es el caso de Elkarrekin Podemos, cuyo parlamentario Jon Hernández se ha referido al "escándalo" de Maiz y Sabas, "dos altos cargos de Osakidetza que se han saltado el protocolo mientras tenemos a miles de profesionales del sector sociosanitario esperando su turno de vacunación". "Es indignante que hayan utilizado su posición para vacunarse", le ha dicho a la consejera Sagardui en el Parlamento, a quien ha pedido ser "más contundente" con los dos altos cargos que han dimitido.

Archivado en:

Destacados
Lo más leído