Pásate al MODO AHORRO

Euskadi abrirá una delegación en París, la octava de su red en el exterior

Las Cuentas de 2022 del Gobierno vasco destinan 1,1 millones para la apertura de una delegación vasca en Francia

El lehendakari Urkullu en una recepción al embajador de Francia./ Irekia
El lehendakari Urkullu en una recepción al embajador de Francia./ Irekia

Euskadi ampliará su red de delegaciones internacionales con una nueva oficina en París. Será la primera en el país galo y la octava de la red con la que cuenta el Gobierno vasco. Según ha anunciado el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, los Presupuestos para el 2022 que ha presentado hoy el Ejecutivo cuentan con una partida de 1,1 millones de euros para la oficina del país vecino. Francia fue en 2020, después de Alemania, el segundo país de destino de las exportaciones vascas, por un valor de 3.332 millones de euros. 

Con esta apertura, prevista para el año que viene, el Gabinete Urkullu contará con una oficina más que añadir a las de Bruselas, Estados Unidos, México, Colombia, Chile, Argentina, además de con la que cuenta en Madrid. Una red a la que se añaden las once oficinas de la SPRI, ubicadas en Alemania, Argentina, Brasil, Chile, China, Polonia, Eslovaquia, Estados Unidos, India, México, Polonia, República Checa, Reino Unido, Rusia y Singapour. 

El Presupuesto del Gobierno vasco asciende a 13.107 millones de euros para 2022, un 6% más que el año pasado y una cantidad sin precedentes. El Ejecutivo busca reforzar el capítulo inversor de las cuentas que, manteniendo la línea de subida en el gasto de los departamentos de Salud y Educación, los que más recursos tienen, abre una apuesta inversora de gran calado que pasa por la creación de herramientas específicas, como la dotación con otros 50 millones de euros el fondo Finkatuz para tomar participaciones empresariales, que ya asciende a 210 millones, o la creación de un nuevo Plan de Inversiones interinstitucional con las Diputaciones dotado con 165 millones. En total, la inversión pública superará los 1.600 millones de euros, un 50% más que hace un año gracias a la minoración de los gastos de la pandemia, remanentes de tesorería y un mejor comportamiento en la recaudación de lo previsto en el cierre de este año. 

Destacados