Pásate al MODO AHORRO

Euskadi retirará la custodia compartida a procesados por violencia machista

PNV, PSE y E-Podemos apoyan la toma en consideración del texto, mientras PP-Cs se abstiene y Vox lo rechaza.

Euskadi retirará la custodia compartida a procesados por violencia machista / EP
Euskadi retirará la custodia compartida a procesados por violencia machista / EP

El Parlamento vasco comienza los pasos para una reforma legal, a propuesta de EH Billdu, que retire el derecho a la custodia compartida de los hijos a los progenitores que estén siendo objeto de un procedimiento judicial por violencia de género, con independencia de que se hayan adoptado o no otro tipo de medidas en relación a dicho proceso. El inicio de la tramitación de la propuesta ha sido apoyado en el pleno por la propia EH Bildu, PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU, mientras que PP-Cs se ha abstenido y Vox ha votado en contra.

Una vez aprobada su toma en consideración, la proposición de EH Bildu para la modificación de la 'Ley de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores' continuará su tramitación en la Cámara autonómica, en un procedimiento en el que los grupos podrán plantear aportaciones al texto.

En la exposición de motivos de la proposición de ley, EH Bildu subraya que los estándares internacionales y europeos "han reafirmado que la lucha contra la violencia debe realizarse desde una mirada global, que abarque las diferentes relaciones de violencia y discriminación (...) en entornos familiares y de convivencia, garantizando especialmente la protección de los niños".

Además, recuerda que el 'Convenio de Estambul' prevé una "doble mirada", que incluye tanto las necesidades de las mujeres que se enfrentan a la violencia, como las de sus hijos. Este protocolo internacional --según indica la coalición-- insta a los estados a tomar decisiones para que en el momento de establecer medidas y plantear el ejercicio de derechos de visita y custodia, "se tenga en cuenta el impacto de la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar".

Por otra parte, señala que la ley por la que se crearon los juzgados de violencia sobre la mujer como órganos judiciales especializados marca el objetivo de abordar esta forma de maltrato "desde un prisma global". No obstante, EH Bildu indica en su proposición que doce años después de la entrada en vigor de dicha ley, esta meta "no se ha logrado por diferentes y variados motivos".

Órdenes de alejamiento y custodia

En la exposición de motivos de la proposición de ley se indica que diversos estudios indican que indican que el 97% de los hombres sobre los que pesa una orden de alejamiento de la madre por violencia de género, tienen otorgado por el juez un régimen de visitas a sus hijos e incluso, en algún caso, de custodia compartida. La coalición subraya en su propuesta que diversos organismos, incluso de la Administración de Justicia, "han empezado a analizar y a tomar medidas en relación a estas cuestiones".

EH Bildu argumenta que "no se puede aceptar que vuelvan a ocurrir casos como la muerte violenta de mujeres en presencia de sus hijos menores de edad, del asesinato de menores de edad, y denuncias de acoso sexual o incluso acoso sicológico grave a menores". Por todo ello, propone introducir diversos cambios en la 'Ley de relaciones familiares en supuestos de separación o ruptura de los progenitores'. La coalición plantea que los procesos de ruptura o separación "no eximirán a lo progenitores de sus obligaciones para con los hijos e hijas, ni les privarán de los derechos que les asisten".

Además, pide que cualquier decisión, resolución o medida que afecte a hijos menores de edad, deba adoptarse "en interés y beneficio de éstos, garantizando la protección de todos sus derechos", incluido, de manera específica, su derecho a "la integridad física y moral".

Contacto y toma de decisiones

Por otra parte, la propuesta de reforma establece que en la regulación de las relaciones familiares, los hijos "tendrán derecho a un contacto directo con sus progenitores de modo regular", así como a que padres y madres "participen en la toma de decisiones inherentes a la titularidad y ejercicio de la patria potestad".

Todo ello, con la salvedad de los casos en los que un progenitor se encuentre "incurso en una causa por violencia de género, en cualquiera de sus modalidades legales, y se haya adoptado alguna medida de protección respecto de la víctima"; o cuando la causa que se lleve adelante se refiera a un caso de violencia contra el menor afectado.

Además, se plantea que cuando alguno de los progenitores esté incurso en un procedimiento judicial por razón de violencia de género, se hayan adoptado o no medidas en relación con el mismo, "no tendrá derecho a ejercitar la guardia y custodia compartida".

Otro de los cambios consiste en plantear que el progenitor que no tenga consigo a los hijos menores o discapacitados "gozará, con carácter general, del derecho a visitarles, comunicar con ellos y
tenerlos en su compañía".

No obstante, el referido derecho podrá ser suspendido por decisión judicial cuando el progenitor esté incurso en procedimiento por violencia de género, "se hayan o no adoptado medidas en relación con el mismo y, haya o no al momento de la decisión, sentencia".

Servicios de mediación

Para la adopción de esta medida --según propone EH Bildu-- se recabará un informe de los Servicios de Mediación Familiar, médico, social y psicológico, en relación con la conveniencia y la necesidad de la medida a adoptar, que siempre se tomará "en garantía y protección de los derechos de los menores".

También se propone que se tengan en cuenta los indicios existentes sobre la comisión del delito y las decisiones judiciales en vigor para adoptar la medida. Asimismo, el texto señala que las partes "tendrán derecho a conocer el informe indicado, pudiendo llevar a efecto alegaciones al mismo", tras lo que "el juzgador resolverá".

Archivado en:

Destacados
Lo más leído