Pásate al MODO AHORRO

Fallece Juan José Pujana, primer presidente del Parlamento vasco

El ex parlamentario jeltzale, fue uno de los fundadores de Eusko Alkartasuna tras la escisión del PNV

Juan José Pujana, primer presidente del Parlamento vasco. / PNV
Juan José Pujana, primer presidente del Parlamento vasco. / PNV

Juan José Pujana, primer presidente del Parlamento vasco, ha fallecido a las 79 años de edad. Del PNV, Pujana fue elegido para este cargo el 31 de marzo de 1980 y lo ocupó durante las primeras dos legislaturas. Nacido en Bilbao, era licenciado en derecho, miembro del Partido Nacionalista Vasco y más tarde, con la escisión, fue uno de los fundadores de Eusko Alkartasuna. Más tarde, fue consejero de Ordenación Territorial, Urbanismo y Medio Ambiente del Consejo General Vasco y parlamentario hasta el año 1990. Entre marzo de 1987 y febrero de 1991 fue Senador en representación del Parlamento Vasco.

Desde que abandonó la actividad política institucional ha sido general de Musikene, el Centro Superior de Música del País Vasco, traductor de obras clásicas al euskera y miembro de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País.

El PNV ha sentido la pérdida del que también ocupó el cargo de secretario del EBB de la formación jeltzale. A través de las redes sociales, el PNV ha lamentado el fallecimiento de Pujana, "abertzale apasionado y euskaltzale incondicional" que fue secretario del Euzkadi Buru Batzar, presidente del Parlamento Vasco, "profundo amante de Euskadi y firme defensor de la libertad".

"Poco a poco, se nos están yendo los que fueron nuestros referentes institucionales y políticos en uno de los momentos más cruciales de nuestra historia", ha lamentado en las redes sociales el presidente del PNV, Andoni Ortuzar. "La Euskadi de hoy es, en gran medida, obra suya", ha ensalzado el líder jeltzale, quien ha aprovechado querido "rendir un sentido homenaje" a los políticos que en la transición "supieron dirigir a nuestro país hacia el autogobierno y la libertad".

Ortuzar ha definido a Pujana como "un hombre culto, amante de su país, de su lengua, de sus tradiciones" y ha explicado que años después de la "fatídica escisión" del partido, le "confesó que él nunca había dejado de ser 'jelkide' (miembro del PNV)". "En estos últimos años, ha vuelto a la militancia de base y era un asiduo de todos nuestros actos", ha añadido.

Archivado en:

Destacados