Pásate al MODO AHORRO

La Fiscalía pide al Supremo ratificar las condenas del mayor caso de corrupción que afecta al PNV

Solicita al TS que desestime todos los recursos presentados por Alfredo de Miguel, antiguo número 2 del PNV en Álava, y confirme su condena a 13 años y tres meses de cárcel

El exdiputado foral Alfredo de Miguel, a su llegada a la Audiencia provincial de Álava en una imagen de archivo. NURIA GONZÁLEZ (EP)
El exdiputado foral Alfredo de Miguel, a su llegada a la Audiencia provincial de Álava en una imagen de archivo. NURIA GONZÁLEZ (EP)

La Fiscalía del Tribunal Supremo (TS) ha pedido a su sala segunda que confirme íntegramente la sentencia que condenó a varios exdirigentes del PNV durante el 'caso De Miguel', considerado el mayor caso de corrupción política de Euskadi. La Fiscalía ha solicitado al TS que desestime todos los recursos presentados por Alfredo de Miguel, antiguo número 2 del PNV en Álava, y confirme su condena a trece años y tres meses de cárcel como cabecilla de una trama corrupta que reclamaba comisiones a cambio de adjudicaciones de contratos públicos. En el escrito de 538 páginas, suscrito por Javier Zaragoza, la Fiscalía rebate los recursos de casación que habían interpuesto los principales acusados, entre los que también se encuentran los exburukides Koldo Ochandiano y Aitor Telleria.

Fuentes de la Fiscalía han confirmado a 'Crónica Vasca' que han solicitado la "desestimación de todos los motivos del recurso y la confirmación de la sentencia" dictada por la Audiencia Provincial de Álava, pues entienden que no hay pruebas que permitan dudar de la investigación realizada en su día por la Ertzaintza, ni indicios que cuestionen la cadena de custodia de las pruebas. En el escrito del Ministerio Público mantienen que De Miguel y Telleria usaron sus "influencias políticas" para beneficiarse económicamente "por cauces distintos y no sometidos a la legalidad vigente". El tribunal vasco que les juzgó, presidido por el recién nombrado asesor del Gobierno vasco en materia penitenciaria, el juez Jaime Tapia, ya estimó que De Miguel, Telleria y Ochandiano aprovecharon su influencia política en Álava para "su enriquecimiento personal y de terceras personas".

Sobre el plazo de resolución del proceso, cercano a los diez años, la Fiscalía tampoco entiende que exista un retraso injustificado, tal y como ha adelantado el diario 'El Mundo'. "Es evidente que el pazo de caso diez años transcurrido entre la incoacción del proceso" en diciembre de 2009 "y el dictado de la sentencia es un plazo desmedido que justifica la aplicación de la atenuante de dilaciones indebidas, pero si tenemos en cuenta la complejidad y la dificultad técnica del caso, las dificultades operativas de la investigación, la voluminosidad del procedimiento -un sumario de 26.000 páginas- y la pluralidad de partes investigadas, es razonable de la decisión del tribunal de aplicar las dilaciones indebidas como atenuante simple y no muy cualificado", reconoce.

Cohecho, malversación y tráfico de influencias

Los magistrados de la Audiencia Provincial de Álava apreciaron que tanto De Miguel como sus socios, Ochandiano y Tellería, incurrieron en los delitos de cohecho, malversación y tráfico de influencias. El primero fue condenado a 13 años de cárcel, el segundo a siete y el tercero a seis. Fueron también condenados el exconcejal de Leioa (Bizkaia) Iñaki San Juan, el director de Juventud del Gobierno vasco, Xabier Sánchez Robles, el constructor Jon Iñaki Echaburu, y el empresario cultural Josu Montes. Las mujeres de Alfredo de Miguel y Koldo Ochandiano, Ainhoa Bilbao e Iratxe Gaztelu, fueron condenadas a año y medio de cárcel. Araceli Bajo, pareja de Telleria, fue absuelta después de que el tribunal considerase que no participó activamente en la creación de las diferentes sociedades de la trama corrupta.

 

Archivado en:

Destacados
Lo más leído